DryShampoo

Desde que se popularizó recientemente el champú al seco, cada vez son más las personas que lo han añadido como artículo imprescindible en sus rutinas de cuidado personal. Pero junto a esa fama, lo acompaña mucha confusión sobre sus efectos perjudiciales en el cabello. Si bien sería fácil etiquetarlo como malo y algo que se debe evitar por completo, la respuesta no es en realidad tan blanco y negro. El champú en seco en sí es bastante inofensivo; la diferencia la hace es en cómo se aplica.

Cuando se aplica adecuadamente, el champú al seco puede ser una herramienta increíblemente útil para aumentar el volumen y la textura, especialmente para las personas con cabello fino que tiende a caerse fácilmente. La clave es usarlo de la forma correcta y asegurarse de no omitir el cuidado posterior.

¿Cuál es el uso correcto del champú al seco?

1. Aplíquelo principalmente en los mechones del cabello, no en el cuero cabelludo.

Piensa en cómo normalmente aplicas el champú al seco. Para que sea más efectivo, en realidad debes concentrar más producto en tu cabello que en tu cuero cabelludo. Espera un poco antes de cepillar para permitir que se absorban los aceites.

2. Deje reposar el champú al seco.

Por lo general, aquí es donde la mayoría de nosotros nos equivocamos: no le damos tiempo para hacer su trabajo.

3. No uses demasiado.

Otro error común que cometemos con el champú al seco es que lo usamos en exceso. (Se ha convertido en una adicción total para algunos). Sin embargo, en realidad solo está destinado a ser utilizado en un apuro, para esos momentos en los que no tienes tiempo para bañarte o necesitas un estímulo rápido antes, digamos, un evento o reunión importante. En cambio, muchos de nosotros hemos llegado a confiar en él diariamente como una forma de reducir el champú por completo.

¿El champú al seco es bueno o malo? ¿Y realmente causa pérdida de cabello?

Si usas frecuentemente champú al seco y no lo lavas debidamente, a la larga tu cabello terminará con una acumulación de residuos tanto en el cuero cabelludo como en tu cabellera. La acumulación puede obstruir los folículos, lo que puede retrasar el crecimiento con el tiempo.

Para evitar que esto suceda, asegúrate lavarte adecuadamente varias veces a la semana, dependiendo de qué tan grueso o graso sea tu cabello naturalmente. (La mayoría de los estilistas con los que hemos hablado recomiendan hacer un champú doble y enfatizan la importancia de masajear la parte posterior de la cabeza, la nuca y detrás de las orejas, ya que estas zonas a menudo se descuidan).

Con una aplicación y limpieza adecuadas después de cada uso, el champú al seco no es dañino y puede servir como una buena adición a su régimen de peinado.

Deja tu comentario desde Facebook