Aprende a negociar tu salario en seis sencillos pasos

HandShakeBusiness
Top view of young business partners shaking hands over deal at office. Focus on hand shake.

La negociación salarial es algo incómodo. Incluso si sabes que estás destacando como nunca en tu posición laboral, aunque seas una persona bastante segura, o así sepas que tu compañero de trabajo pidió un aumento antes que tú y resultó victorioso, pedir más dinero es siempre un trago amargo.

Si estás negociando el salario inicial para un nuevo puesto o estás interesado en solicitar un aumento de salario, sigue este enfoque estratégico paso a paso para obtener el pago que mereces.

Paso 1: Internalízalo

Tu mayor error en la negociación salarial podría ser tan simple como esto: no internalizar el hecho de que eres es un valor agregado para la empresa. Antes de entrar en el ring, haz un inventario de tus fortalezas para recordarle a la persona con la que estás negociando por qué lo mereces. Haz una lista de lo que has logrado en el último año y cuáles habilidades y conocimientos específicos aportas a la organización. No solo te sentirás con más seguridad, sino que podrás respaldar tu caso con ejemplos concretos.

Paso 2: Haz tu investigación

Visite payscale.com, salary.com y glassdoor.com para medir tu valor de mercado en función de tus años de experiencia, título actual, el nivel más alto de educación y área geográfica. Una negociación exitosa comienza con una comprensión de todos los hechos: no solo lo que crees que deberías ganar, sino lo que el mercado laboral sugiere. Basado en lo que descubras, considera ajustar tus expectativas.

Paso 3: Elige un número

Cuanto más específica sea tu solicitud, mayor será la probabilidad de que obtengas lo que deseas. La investigación muestra que cuando los empleados solicitan una tasa de compensación precisa, es más probable que obtengan una oferta salarial final cercana a eso. Además de un monto de salario específico, piensa en las piezas de respaldo de tu paquete financiero total, que podrían ayudarte a llegar allí si la compañía no tiene el presupuesto para cumplir con el monto que propones. 

Paso 4: No permitas que tu lenguaje corporal te descubra

Cuando se trata de la negociación salarial, ya sea con tu empresa actual o con un posible empleador, es fundamental no apenarse. No debes sentirte mal por abogar por ti mismo, especialmente si has seguido los consejos de los pasos del uno al tres. Si estás negociando en persona, asegúrate de que tu lenguaje corporal transmita calma y confianza. Y si algo personal está impulsando tu deseo de ganar más, déjalo fuera de la negociación. No importa cuán compasivo sea tu gerente o reclutador, la negociación salarial se trata de tu valor profesional. 

Paso 5: No tengas miedo de dar una cifra primero

La sabiduría de la negociación salarial requiere que nunca coloques tu número antes de que lo haga el gerente de contratación. Pero siempre y cuando hayas hecho tu investigación, no te importará hacerlo. Gracias a lo que se conoce como el «sesgo de anclaje» en la negociación, el primer número llamado impulsa el resto de la conversación. Y es mejor para ti estar en el asiento del conductor. Dicho esto, si la otra parte inicia la conversación sobre el salario con una oferta inicial, prepárate para hacer tu contraoferta de acuerdo con lo que sabes que es tu valor de mercado; y no basándote en lo ofrecido.

Paso 6: Trata la conversación solo como eso: un diálogo

Acércate a la mesa de negociación con actitud positiva y de apertura. Suponiendo que deseas este nuevo trabajo o deseas permanecer en tu empresa actual, nunca te bases en amenazas si no cumplen con tus solicitudes. Realmente escucha cuando la otra persona está hablando. Y recuerda que ambos desean lo mismo: un empleado feliz y motivado y una compañía exitosa. Si es posible llegar a un acuerdo, agradecerás que hayas mantenido la calma.