Cómo las rutinas creativas mejoran tu salud y bienestar

CreatividadSalud

Fumar, trotar, comer por estrés, meditar: las rutinas diarias desempeñan un papel importante en la salud y el bienestar general. Pero, ¿deberían las rutinas creativas también estar en esa lista? Varios estudios sugieren que el trabajo creativo y la creatividad, como mínimo, pueden mejorar la salud mental, mientras que otros argumentan que el arte tiene un efecto fisiológico en el cuerpo. Pero antes de cambiar el brócoli por el chocolate y un pincel, ¿cómo, exactamente, la creación de algo afecta tu salud general? ¿Son las personas creativas más productivas?

Muchos de los estudios del siglo XX sobre creatividad y salud enfatizan un número creciente de formas respaldadas por la evidencia que demuestran que nuestra salud mejora a medida que creamos. Al igual que otras actividades que mejoran la salud, muchos de los estudios sugieren que la creatividad repetida crea el mayor beneficio. Entonces, ¿cómo los rituales creativos diarios mejoran tu salud? A continuación te compartimos siete razones sugeridas por la investigación:

La creatividad puede disminuir la depresión

Una creciente cantidad de investigaciones se centra en el papel que juega la creatividad en el bienestar psicológico, en lugar de la salud física. Cuando los estudios comenzaron a sugerir una relación entre la creatividad y la salud, dos investigadores decidieron analizar 100 estudios existentes para poner todos los factores juntos. Una de las varias distinciones de la investigación publicada en el American Journal of Public Health en el 2010, fue la de participar en artes visuales, desde la cerámica hasta la fotografía, son actividades que reducen la depresión.

La creatividad puede reducir la respuesta de su cuerpo al estrés

Agregar creatividad a nuestra vida diaria también puede reducir el estrés y la ansiedad. Participar en algo creativo puede tener un resultado similar a la meditación al hacer que el cerebro cree más dopamina, una sustancia química que se cree responsable del aumento de la excitación y la productividad. Esto ayuda a ponernos en un estado más tranquilo y profundo.

La creatividad puede ayudar a estimular tu sistema inmunológico

Los efectos de la creatividad no están únicamente en el cerebro. Las rutinas diarias creativas también son buenas para el sistema inmunológico.

En un estudio de pacientes con VIH inmunocomprometidos, los investigadores encontraron que los participantes que se involucraban en la escritura emocional tenían niveles elevados de linfocitos. La prueba sugirió que la creatividad también puede tener un efecto físico en nuestros cuerpos.

La creatividad puede (a veces) fomentar la aptitud física

No toda la creatividad fomenta un estilo de vida sedentario detrás de un escritorio o caballete. Algunas rutinas creativas pueden mejorar la salud al fomentar más actividad física. Baile, caminatas largas (o caminatas vigorosas), son un excelente ejemplo de una forma de creatividad que fomenta la salud física. Sin embargo, las caminatas largas no son los únicos rituales diarios que pueden hacer que te muevas, existen otros tipos de actividades creativas que alientan inadvertidamente el ejercicio. Ya sea que seas un madrugador o un búho nocturno, ¡busca algo de tiempo para incorporar rutinas creativas a tu día y aumentar tu ritmo cardíaco!

La creatividad disminuye los riesgos de deterioro cognitivo a medida que envejeces

Los estudios demuestran que las personas con demencia retienen habilidades creativas por más tiempo que otras facultades. Como tal, la terapia de arte es una ayuda popular para pacientes con demencia. Pero otro estudio realizado por la Clínica Mayo sugiere que participar regularmente en la creatividad puede retrasar el deterioro cognitivo. Los investigadores sugirieron que las artesanías para adultos de mediana edad y personas mayores podrían ayudar a prevenir o retrasar las condiciones cognitivas comunes que se observan en la vejez.

 La salud también puede impulsar la creatividad

La creatividad puede ayudar a reducir el estrés y la depresión al tiempo que refuerza el sistema inmunológico y disminuye otros riesgos para la salud. Pero el papel entre la salud y la creatividad va en ambos sentidos. Si bien la creatividad en sí misma puede ayudar a aumentar la dopamina, la investigación sugiere que los momentos creativos provienen de una combinación de dopamina y serotonina, mientras que las hormonas del estrés pueden reducir la creatividad.

Eso significa que, si bien la creatividad es saludable, otros buenos hábitos pueden, a su vez, aumentar tu creatividad. Los hábitos como dormir lo suficiente, hacer ejercicio con regularidad y una dieta saludable (pensar en más proteínas y menos carbohidratos) pueden ayudar a aumentar tu capacidad creatividad.

Deja tu comentario desde Facebook