Consumir estas bebidas aumenta el riesgo de padecer cáncer

La revista médica BMJ ha publicado recientemente un estudio que afirma que con tan solo tomar un vaso de jugo o cualquier bebida gaseosa diariamente, tu salud podría estar en riesgo.    

La investigación indica que el hecho de beber 100 mililitros de alguna bebida azucarada diaria, incrementa un 18% el riesgo general de cáncer y un 22% el riesgo de cáncer de seno.

El estudio, llevado a cabo en Francia, es la primera investigación sustancial para encontrar una asociación específica entre el azúcar y el cáncer. 

La investigación, que evaluó a más de 100.000 adultos franceses, también encontró que la asociación con el cáncer es similar con los jugos de frutas como con las bebidas carbonatadas.

«El principal responsable de esta asociación parece ser el azúcar», señaló la Dra. Mathilde Touvier , autora del estudio. «Aunque las agencias de salud pública afirman que los jugos de frutas son un poco mejores porque contienen algunas vitaminas y un poco de fibra», agregó.

La especialista considera que reducir la cantidad de bebidas azucaradas de la ingesta cotidiana podría ayudar a disminuir los riesgos de sufrir de cáncer. Asimismo destacó que el alto consumo de bebidas azucaradas es un factor de riesgo para la obesidad, que en sí misma se considera un factor de riesgo para el cáncer.

Otra posibilidad que señala el estudio, es que los aditivos como el 4-metilimidazol, presente en este tipo de bebidas, podrían desempeñar un papel importante en el desarrollo del cáncer.

Por su parte, la investigación no encontró vínculos entre las bebidas dietéticas y el cáncer, pero los autores advirtieron que este hallazgo debe interpretarse con precaución, ya que este tipo de bebida tenía un consumo relativamente bajo entre los participantes del estudio.