Las relaciones a larga distancia pueden formar lazos más fuertes que las relaciones cara a cara

longdistance

Las relaciones a larga distancia han estado destinadas al fracaso, pero al parecer han sido sobrevaloradas tras demostrar que debido al impedimento físico, este tipo de relaciones están creando vínculos realmente más fuertes que una relación geográficamente más cercana. Un artículo publicado en el Journal of Communication encontró que las personas en relaciones de larga distancia a menudo tienen vínculos más fuertes con una comunicación más constante y más profunda que las relaciones normales.

Crystal Jiang, de la Universidad de Hong Kong y Jeffrey Hancock, de la Universidad de Cornell, pidieron a parejas de novios en relaciones geográficas y de larga distancia que informaran sobre sus interacciones diarias en diferentes medios: cara a cara, llamadas telefónicas, video chat, mensajes de texto y correo electrónico. Durante una semana, informaron en qué medida compartieron acerca de sí mismos y experimentaron intimidad, y en qué medida sintieron que sus parejas hicieron lo mismo. Al comparar los dos tipos de relaciones, Jiang y Hancock descubrieron que las parejas de larga distancia se sentían más íntimas entre sí, y esta mayor intimidad es impulsada por dos tendencias: las parejas de larga distancia se revelaron más e idealizaron los comportamientos de sus parejas. Estas dos tendencias se hacen más manifiestas cuando se comunican en medios basados ​​en texto, asíncronos y móviles porque hicieron más esfuerzos para superar las limitaciones de los medios.

Las relaciones a larga distancia no han sido exploradas por años. Una de las razones es que el público en general cree que es raro. Estudios anteriores se han centrado en cómo las parejas enfrentan problemas, como los celos y el estrés, pero hasta hace poco, varios estudios han demostrado que las relaciones a larga distancia no siempre son problemáticas. Algunas encuestas incluso indican que las parejas de larga distancia tienen cualidades de relación iguales o mejores que las parejas geográficamente cercanas. Este estudio fue diseñado para observar qué sucede exactamente en la comunicación relacional a larga distancia, particularmente en comparación con las geográficamente cercanas.

El romance a larga distancia es mucho más común hoy en día. Las parejas se separan por una variedad de razones, debido a la movilidad moderna, y eligen mantener las relaciones a través de todo tipo de tecnologías de comunicación. Las estadísticas recientes muestran que tres millones de parejas casadas en EE UU viven separadas. Actualmente, entre el 25% y el 50% de los estudiantes universitarios mantienen relaciones a larga distancia y hasta el 75% de ellos se han involucrado en una relación a distancia en algún momento. Por otro lado, las personas piensan que las relaciones a larga distancia son un desafío.

«De hecho, nuestra cultura enfatiza estar juntos físicamente y el contacto cara a cara frecuente para relaciones cercanas, pero las relaciones a larga distancia claramente se oponen a todos estos valores. Las personas no tienen que ser tan pesimistas sobre el romance a larga distancia». dijo Jiang. «Las parejas de larga distancia se esfuerzan más que las parejas geográficamente cercanas en comunicar afecto e intimidad, y sus esfuerzos sí dan frutos».