López Obrador promete a Trump «justicia» para víctimas de ataque en México

CartelMexicano

CIUDAD DE MÉXICO – El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, prometió a su homólogo de EE UU, Donald Trump, «justicia» para las víctimas del ataque perpetrado en los estados fronterizos de Chihuahua y Sonora contra una familia mormona estadounidense.

Hombres armados de un cártel del narcotráfico tendieron una emboscada a tres camionetas SUV en un camino sin pavimentar en el norte de México, matando al menos a seis niños y tres mujeres -todos ellos ciudadanos estadounidenses residentes en la zona- en un ataque despiadado que dejó uno de los vehículos calcinado y lleno de agujeros de bala, informaron las autoridades el martes.

Los muertos incluían unos mellizos de apenas ocho meses de edad. Ocho niños fueron encontrados vivos después de escapar de los vehículos y esconderse en la maleza, pero al menos cinco tenían heridas de bala u otras heridas y fueron llevados a Phoenix para recibir tratamiento.

El mandatario mexicano le expresó a Trump las gracias por la oferta de ayuda, en caso de que la necesitara. Dijo que Trump confía «en que se va a aplicar la justicia por parte de las autoridades mexicanas».

Horas antes el martes, Trump tuiteó que le ofrecía ayuda a México para «emprender una guerra» contra los cárteles de la droga, que según se sospecha cometieron la matanza en una zona montañosa del norte de México.

López Obrador expresó su agradecimiento a Trump durante una conferencia de prensa, pero dijo que «la guerra es lo peor que puedes hacer».

«A través del presidente Trump, envié mi más profundo pésame a los familiares y amigos de quienes fueron asesinados en los límites de Chihuahua y Sonora», ha dicho López Obrador en Twitter.

«Le agradecí su disposición de apoyarnos y le informé que las instituciones del Gobierno de México actúan para hacer justicia», ha añadido el mandatario iberoamericano.

Investigaciones

López Obrador ha descartado que el incidente guarde relación con la detención y posterior liberación de Ovidio Guzmán, hijo del antiguo líder del Cártel de Sinaloa Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

El ministro de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, ha asegurado que hay «avances serios» en las investigaciones y ha apuntado que «el convoy pudo haber sido confundido por grupos delictivos que se disputan el control en la región».

Combinación de imágenes de un video de Kenny Miller del 4 de noviembre de 2019 publicado en la cuenta de Twitter de Alex LeBarón de un vehículo calcinado en el que iban algunos miembros de la familia LeBarón cerca de la frontera entre los estados fronterizos de Sonora y Chihuahua en México.
Combinación de imágenes de un video de Kenny Miller del 4 de noviembre de 2019 publicado en la cuenta de Twitter de Alex LeBarón de un vehículo calcinado en el que iban algunos miembros de la familia LeBarón cerca de la frontera entre los estados fronterizos de Sonora y Chihuahua en México.Kenny Miller/Courtesy of Alex LeBarón vía AP

Durazo, informó que los agresores pudieron haber confundido la camioneta de las víctimas con la de un cártel rival. Seis niños resultaron heridos en el ataque y cinco fueron llevados a hospitales en Phoenix, Arizona, agregó.

Durazo dijo que el cártel de Sinaloa tiene presencia importante en la zona, pero está en lucha territorial con los rivales.

El escalofriante ataque fue contra ciudadanos estadounidenses que viven en una comunidad fundada como parte de una filial de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Habla familiar de víctimas

Un hombre de Utah dijo que las tres mujeres asesinadas por miembros de un cártel en el norte de México eran su tía y dos primas, y que iban con niños en tres vehículos sobre un camino de terracería que utilizaban con frecuencia sin contratiempos.

Taylor Langford dijo en entrevista el martes que quienes le contaron lo sucedido fueron su padre y su tío, quienes según Langford, fueron al lugar de la masacre y hablaron con autoridades mexicanas. En el lugar también fueron asesinados seis niños.

Langford dijo que primero balearon hasta que quedó envuelto en llamas el vehículo conducido por Rhonita Miller, que estaba a unos 16 kilómetros (10 millas) atrás de otras dos camionetas. Miller y sus cuatro hijos, entre ellos bebés gemelos, murieron quemados.

Agregó que después atacaron a los otros dos vehículos. Christina Langford iba con su bebé en uno de ellos y en el auto que Dawna Langford conducía iban nueve niños.

Langford agregó que sobrevivió una niña de nueve años que recibió un tiro en el brazo y fue encontrada horas después.

Miller se dirigía a Phoenix para recoger a su esposo en el aeropuerto, dijo Langford, y las otras dos mujeres iban a visitar a parientes que viven en México, agregó.F

FUENTE: Con información de AP y DPA