Razones por las que caminar incrementa la creatividad

MovertucuerpoCreatividad

Las personas creativas han sabido durante siglos que salir a caminar puede deshacer los nudos de sus pensamientos y ayudar a estimular esas ideas que parecen inalcanzables cuando están inactivos. La mayoría de esas personas, sin embargo, no tenían internet ni mensajes de texto.

Mientras que dar un paseo por el bosque puede haber sido necesario para los genios del pasado, muchos de nosotros pasamos nuestros días entre ciudades de asfalto y no vemos cómo dar un paseo hará que nuestra inspiración fluya. Pero cada vez es más difícil negar lo vital que puede ser una simple caminata para poner en marcha tu creatividad, especialmente después del estudio del año pasado en Stanford.

Se pidió a casi 200 estudiantes y adultos que realizaran una de cuatro tareas diferentes: sentarse y mirar una pared en blanco, caminar en una cinta rodante y mirar una pared en blanco, caminar por un sendero en el campus o ser empujado alrededor de ese camino en una silla de ruedas. Posteriormente, se sometieron a pruebas que miden el pensamiento creativo.

Y no había duda de que los que caminaban, tanto adentro como afuera, eran más creativos que sus homólogos sentados. Sí, incluso mirar una pared en blanco y mover las piernas ayudó a las personas a tener ideas más innovadoras. 

Ahora, hay un problema: caminar, como beber, puede ayudar a generar ideas creativas, pero no es muy bueno para concentrarse. De hecho, ese factor se relaciona con muchos otros estudios que muestran que la distracción e incluso la fatiga pueden ayudarnos a ser más creativos, porque nuestros cerebros están filtrando menos datos y estamos siendo bombardeados con nuevos pensamientos.

Un artículo del New Yorker profundiza mucho más en lo que el caminar hace a nuestros cerebros, y los enlaces a otros estudios que muestran que una caminata en las montañas puede ayudar con ciertos pensamientos, mientras que pasear por Times Square puede ser mejor para otros tipos. 

«Caminar de manera regular también promueve nuevas conexiones entre las células cerebrales, evita el desgaste habitual del tejido cerebral que viene con la edad, aumenta el volumen del hipocampo (una región cerebral crucial para la memoria) y eleva los niveles de moléculas que estimulan el crecimiento de nuevas neuronas y transmiten mensajes entre ellas» explica el autor Ferris Jabr.

Pero lo más interesante es lo mostrado por el cuerpo de investigación, que muestra que tratar de descifrar el momento creativo probablemente sucederá más rápido si simplemente paseas por la sala, en lugar de hundirte en tu silla y navegar por sitios web o jugar con cualquier nueva aplicación. «La forma en que movemos nuestros cuerpos cambia aún más la naturaleza de nuestros pensamientos, y viceversa», señala Jabr.