Se necesita un nuevo dique seco para mantener operativa la capacidad de combate de la flota del norte.

El portaaviones pesado “Almirante Kuznetsov” puede ser definitivamente descartado en caso de que la industria y el Ministerio de Defensa de Rusia no resuelvan el problema de reemplazar el muelle necesario para completar la reparación del casco del buque. Ahora, el único portaaviones de la Marina rusa se encuentra esperando en el muro del astillero número 35 de la Bahlia de Kola a que se decida su destino.

Quién reemplazará al PD-50

La reparación de la parte submarina del casco del portaaviones se inició en el dique flotante PD-50, que pertenece a la 82º planta de reparaciones de buques, pero en la noche del 29 al 30 de octubre de 2018 se produjo un accidente que provocó el hundimiento del muelle. El portaaviones resultó dañado, aunque fue remolcado hasta la pared del astillero 35, que es también su espacio de estacionamiento habitual.

El atraque es una parte importante del restablecimiento en la preparación técnica del buque, sin la cual el Kuznetsov no podrá volver a entrar en servicio, al menos porque solo en el atraque en un dique seco se pueden reinstalar las hélices que se retiraron del buque antes del proceso de reparación.

En la actualidad, no hay ningún muelle capaz de reemplazar al PD-50, construido en 1980, lo que pone en duda no solo las perspectivas de reparación del Kuznetsov, sino también el mantenimiento de otras fuerzas de la flota, principalmente buques de primer orden. El dique flotante PD-41, con características similares, construido en 1978, está ubicado en el Lejano Oriente, en Fokino, y el traslado hacia el norte desde su ubicación, es prácticamente irreal.

En la década de 1980, en el extremo norte del cabo Chalmpushka en la Bahía de Kola, se iniciaron los trabajos preparatorios para la construcción de un dique seco para el prometedor portaaviones Ulyanovsk, que se suponía era más grande que el Kuznetsov y que no cabría en el PD-50. Más tarde, cuando se vio que no superaba la primera fase de las operaciones a las que estaba destinado, fue descartado, por lo que no sería posible completar rápidamente ahora ese proyecto inacabado.

En marzo de 2019, el director de la United Shipbuilding Corporation, Alexei Rakhmanov, prometió volver a poner en servicio al Kuznetsov a finales de 2021, con una posible desviación del plazo señalado de no más de 2 a 4 meses.

Información de Galaxia Militar

Deja tu comentario desde Facebook