Desde Hidalgo de Parral, Chihuahua, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió al empresario mexicano Carlos Slim que no cerrará una minera porque es fuente de trabajo para pobladores de ese municipio y de Santa Bárbara.

El mandatario está al tanto de la situación de ese municipio al norte de México, donde hay gente que se está quedando sin trabajo porque están cerrando las minas; por lo que durante un evento hizo un “llamado respetuoso” a Slim para que no cierre San Francisco del Oro, pues sabe que es un “empresario con dimensión social”.

Los ex mineros de la localidad hablaron con López Obrador para que intercediera por ellos ante las empresas explotadoras de minerales en esta entidad. Alrededor de 80 personas fueron despedidos de esa minera que amenaza con cerrar.

Parral se ubica al sur del estado y es un centro minero histórico, su etapa más activa fue en la Colonia, pero sigue siendo la principal actividad económica de la ciudad. El interés por la actividad se reavivó cuando las compañías canadienses y chinas reactivaron la explotación de minerales en la zona. Además, la ciudad es famosa porque ahí murió el caudillo revolucionario Francisco Villa, el en 1923.

En ese poblado, el empresario mexicano de 79 años tiene proyectos en Ocampo y en San Francisco del Oro, ubicados a 19 kilómetros de Parral. También es presidente de los consejos de administración de Minera Frisco y Carso Infraestructura y Construcción.

El presidente también pidió a los pobladores de la ciudad que ayuden a mover “el elefante reumático y mañoso” que es el gobierno, desde su punto de vista todos deben contribuir para que haya una administración eficiente.

AMLO aprovechó el evento para presentar a José Quiroga Fernández, el nuevo subsecretario de Economía, quien es el encargado de los asuntos de minería. El comisionado despacha desde Chihuahua secretaría ya fue movida de la Ciudad de México.

El ejecutivo impulsó un plan para descentralizar las secretarias de Estados y dependencias federales. El proyecto fue propuesto desde noviembre de 2017 y lo reiteró en su campaña a la presidencia de la República.

Antes de que el López Obrador tomará posesión, las secretarías del Estado y dependencias se concentraban en la capital mexicana. De acuerdo al plan trazado por AMLO, las únicas direcciones administrativas que quedarán en la Ciudad de México serán las de Marina, Defensa, Gobernación, Relaciones Exteriores y Hacienda.

Deja tu comentario desde Facebook