¡Detenga usted su reloj y volteé a conservar en sus recuerdos este momento! Este ha sido el instante, la fracción de segundo, el relámpago que divide dos épocas como en medio de un abismo” fueron las palabras de Jacobo Zabludovsky cuando el ser humano llegó a la Luna.

La misión espacial Apolo 11 despegó el 16 de julio de 1969, cuatro días después logró aterrizar sobre la superficie lunar. Neil Armstrong, comandante de la misión fue la primera persona en la superficie del satélite natural de la Tierra.

El acontecimiento se transmitió a todo el planeta desde las instalaciones del observatorio Parkes, ubicada cerca de Camberra, en Australia, Sólo pasaron los primeros minutos del paseo lunar y después la señal del observatorio regresó a dar seguimiento a la misión.

Eran las 20:56 horas en la Ciudad de México, cuando el periodista narró en vivo por televisión nacional por el canal 2 el desembarque de la tripulación a cargo de Armstrong sobre el satélite terrestre. “El 20 de julio de 1969, el primer ser humano ha puesto un pie sobre la superficie lunar”, dijo.

Zabludovsky contó paso a paso la salida de Armstrong de la nave Apolo 11. “Todavía está descendiendo por la escalerilla, podemos ver su pie izquierdo. […] Y baja como canguro” narró el también abogado. “Es sencillamente extraordinario, señoras y señores. Nos sentimos sumamente emocionados”, dijo con la voz a cuello cuando el astronauta pisó la Luna.

Armstrong, Edwin E. Aldrin Jr., conocido como “Buzz”, y Michael Collins tuvieron un regreso exitoso y llegaron a aguas del océano Pacífico el 24 de julio. Los meses siguientes al alunizaje fueron como las de una estrella de rock en gira, la tripulación dio recepciones, desfiles y entrevistas  alrededor del mundo.

Visitaron México el 24 de septiembre de ese año. A bordo de un auto iban los tres astronautas con sombrero de charro y la gente se amontonaba alrededor para verlos pasar. Había un ambiente de júbilo en las avenidas por donde pasaron.

El despegue del cohete Saturno V

El cohete Saturno V fue el impulsor de la nave Apolo 11 y del módulo lunar Águila. Despegaron desde el complejo cabo Kennedy, en Florida (Estados Unidos), a las 13:32 hora local del 16 de julio.

Al lugar fue enviado Miguel Alemán Velasco, hijo del ex presidente Miguel Aléman Valdés, empresario y en ese momento director de la división de noticias de Telesistema Mexicano, después nombrado Televisa.

Desde el complejo número 39 de cabo Kennedy, narró el lanzamiento del cohete Saturno V. “Es una mañana histórica. El vuelo a la Luna ha sido comparado, por su importancia, con muchas cosas, desde el viaje de [Cristobal] Colón, hasta el vuelo de los hermanos Wright. […] Los historiadores del futuro seguramente dirán que este día se inició una nueva etapa para la humanidad y el universo. Es probable que digan que la historia del hombre podrá dividirse en dos grande etapas: antes y después del viaje a la Luna, la gran epopeya del siglo XX” dijo el corresponsal.

La cobertura de Alemán Velasco fue transmitida por radio y televisión. Al lanzamiento acudieron 38 periodistas mexicanos; el subsecretario de Comunicaciones, Eugenio Méndez Docurru; el embajador de México en EEUU, Hugo B. Margáin; el general Roberto Salido Beltrán, en ese entonces agregado militar a la embajada de México en EEUU; el empresario de medios de comunicación, Rómulo O’ Farril Jr; entre otros.

Deja tu comentario desde Facebook