Chris Cornell y Chester Bennington compartieron escenario en varias ocasiones

A Chester Bennington y Chris Cornell los unió su pasión por el rock y una amistad, pero el final de sus días también estuvo marcado por una coincidencia trágica.

Por Infobae

Chester, líder del grupo Linkin Park, decidió quitarse la vida el 20 de julio de 2017, el mismo día que Cornell habría cumplido 53 años, pero que no llegó a celebrar porque se suicidó un par de meses antes.

Fue una etapa fatídica para el mundo del rock, que perdió a dos de sus figuras de las últimas décadas con apenas unas semanas de diferencia.

Primero fue Cornell, el hombre de la voz de barítono que al frente de Soundgarden se encargó de interpretrar algunos “himnos” de la generación que vivió su juventud al ritmo del “grunge”.

El 18 de mayo de 2017 Cornell se ahorcó en el baño de su habitación del hotel MGM de Detroit, horas después de haber ofrecido un concierto en esa ciudad.

Chris Cornell murió a los 52 años en la habitación de un hotel de Detroit. Los forenses determinaron que se suicidó

El suicidio fue señalado como la causa oficial del fallecimiento, pero Vicky Cornell, la viuda del cantante, se resistía a creer que la depresión de su esposo hubiera sido tan profunda como para quitarse la vida.

En un primer comunicado, Vicky mostró su incredulidad ante la decisión que tomó su marido.

“Yo sé que amaba a nuestros hijos y que nunca se hubiera quitado la vida conscientemente por el daño que les haría”.

La esposa de Cornell sospechó desde entonces que el cantante perdió el control por excederse en su medicación contra la ansiedad.

Cornell saltó a la fama como vocalista de Soundgarden

“Cuando hablamos después del concierto noté que balbuceaba. Estaba diferente. Me dijo que tal vez se había tomado un Ativan o dos de más”.

Pasaron varios meses hasta que Vicky volvió a hablar y lo hizo para la cadena ABC. En la entrevista volvió a mencionar que fueron los medicamentos que tomaba Chris los que lo llevaron a tener pensamientos suicidas.

“Quería estar para su familia, para sus hijos, amaba su vida … nunca hubiera dejado este mundo”.

Vicky negó que su marido fuera una estrella de rock adicta y lamentó no haber reconocido las señales de que algo no andaba bien con la salud mental de Cornell, quien llegó a hablar sobre la depresión que enfrentó, en una entrevista para WAAF Boston, en 2007.

Confesó que pasó por épocas muy oscuras

“He sido muy afortunado y he tenido una gran vida, pero también una vida caótica. He atravesado periodos bastante oscuros – algunos me los he impuesto, otros por haber perdido algunos amigos cercanos y personas que extraño. Ahora, es algo que… ni siquiera sabía que así podía ser la vida. Estar felizmente casado; tener una familia como parte de mi carrera donde no es un acto de malabarismo – donde simplemente es, ‘Esto es lo que hacemos juntos’. ¡Eso lo mejora todo!”.

Cornell también luchó contra su adicción a las drogas, un mal que se llevó a figuras del grunge en los años 90.

“Hubo una época en la que no esperaba estar aquí. Y ahora no sólo espero estar -no voy a ir a ninguna parte- sino que además he pasado los últimos 12 años de mi vida sobrio, con el objetivo de averiguar qué tipo soy sin sustancias, porque ese (el adicto) era un tipo diferente”, explicó a Rolling Stone en 2015.

En varias ocasiones relató que comenzó a beber a los 13 años y sólo hasta 2003 decidió iniciar una vida sana.

“Para mí, entablar una conexión con la música requiere de una naturaleza visceral, ya sea ira o agresión, o ese tipo de pasión genera el rock. O puede haber una especie de melancolía e introspección que te hace sentir tu propio dolor”, comentó en la misma entrevista para Rolling Stone.

Una vez que se supo de su muerte, miles de fans expresaron su pesar. También lo hicieron así figuras del mundo del rock y uno de los mensajes más emotivos fue el de Chester Bennington, con quien Cornell tenía una amistad desde el año 2000, cuando realizó una gira con Linkin Park y con quien compartió el escenario en varias ocasiones.

Bennington no sólo interpretó una sentida versión de la canción Hallelujah en el funeral de Cornell, también le escribió una carta en la que expresó toda la admiración que sentía por él.

Lee: “No puedo imaginar un mundo sin ti en él”: la emotiva carta que Chester Bennington le había escrito a su amigo Chris Cornell

“Pensamientos sobre ti inundaron mi mente y lloré. Sigo llorando, con pena, como con gratitud por haber compartido momentos especiales contigo y con tu hermosa familia. Tú me inspiraste en muchas formas que no pudiste haber imaginado. Tu talento era puro e incomparable. Tu voz era diversión y dolor, cólera y perdón, amor y desamor, todo mezclado en uno. Supongo que eso es lo que todos somos. Tú me ayudaste a entender eso”.

“No puedo imaginar un mundo sin ti en él”, añadió más adelante en su mensaje.

Y su mensaje pareció convertirse en realidad el 20 de julio de 2017, cuando Chester fue encontrado muerto en su residencia privada en Palos Verdes Estates, en Los Ángeles. Tenía 41 años.

El cantante, al igual que Cornell, se ahorcó. Lo hizo en una de las habitaciones de su casa, justo el día en que su gran amigo habría celebrado su cumpleaños.

Y también como Cornell, Bennington luchó contra la adicción a las drogas y al alcohol, y contra la depresión.

“Bebí hasta el punto de que no podía salir de la casa y no podía funcionar. Yo quería matarme. Muy fácilmente podría no ser yo la persona que está sentada aquí ahora mismo. Podría estar muerto”, confesó en 2009.

En alguna ocasión dijo en público que había evaluado la posibilidad de suicidarse porque sufrió de abuso cuando era niño por parte de un hombre mayor.

Chester Bennington y Talinda Bennington (Reuters)

“Al recordar los abusos que sufrí cuando era muy pequeño, todas las cosas horribles que sucedieron a mi alrededor, me estremezco”, comentó en una entrevista de 2011.

Su viuda, Talinda, compartió en Twitter un video casero grabado apenas 36 horas de que Chester se suicidara.

En el material se veía al músico feliz junto a su familia y jugando con uno de sus hijos.

En su último video

“Así es como se veía la depresión para nosotros tan sólo 36 horas antes de su muerte. Él nos amó muchísimo y nosotros lo amamos a él”, escribió Talinda.

“Muestro esto para que sepas que la depresión no tiene cara o forma”, dijo también.

Fue así el final para dos estrellas del rock que lucharon durante años contra las adicciones y la depresión.

Deja tu comentario desde Facebook