Comer es la actividad a la que el ser humano dedica más horas en el día, si a esta se suma el diseño de los menús de la casa, las compras de los ingredientes, la preparación y el acto de sentarse a la mesa.

Es algo que no se hace conscientemente y por eso en ocasiones no se advierte el proceso, ese que indica que yantar es algo más que los trozos de alimentos que van a la boca. Es por esta razón que en Santos Sabores se ha querido dar un paso más en la labor que cumple dentro del mundo de la gastronomía.

Durante cinco años este restaurante se ha dedicado a enamorar los paladares de los comensales con preparaciones gustosas, caseras, bien elaboradas. Hoy además busca crear un espacio de aprendizaje sobre los alimentos, de discusión y de encuentro entre los amantes de la buena mesa.

Así nace “Conversaciones Santas”, un ciclo de charlas con el que se pretende cada mes rendir tributo a un ingrediente, un tema, un cocinero.

Son conversatorios que se convierten en talleres de cocina, espacios que se transforman en aula de clases y vitrina para el emprendimiento. Cada edición cuenta con un invitado de lujo, ponentes especiales como Carmen Montelongo, cocinera, influenciadora quien llevó de la mano por el mundo de la cocina afrodisíaca a los asistentes a su conferencia, o la periodista Rosanna Di Turi, quien explicó en su alocución porque hay que sentirse orgullosos de cacao venezolano.

Este mes las puertas de Santos Sabores se abren a la cocina irreverente del colectivo Vaca Vieja (@vacaviejavzla), emprendimiento que es algo más que un catering de comida, una propuesta que con siete años danzando por la ciudad, busca darle la vuelta al sabor para presentar recetas conocidas preparadas con ingredientes poco convencionales en los fogones públicos del país.

De allí que en julio la cátedra que ellos proponen se llame “De lo Ordinario a lo Extraordinario”, un taller, conversatorio que se paseará por el mundo de los cortes de carne a los que muchos en la cocina les tienen miedo. Orejas de puerco, lengua, corazón y rabo de res, patas de gallina y otras proteínas más formarán parte de esta charla que Raymar Velásquez (@menucallejero), bloguero gastronómico, fotógrafo y jefe de cocina de este catering estará dictando en la Terraza Santa del local.

Esto también formará parte del servicio en siete tiempos que ofrecerá el Velásquez junto a Diego Blanco (@diegoblanco04), compañero en esta aventura de cocinar lo mejor con lo más sencillo. La intención de esta actividad es desmitificar ciertos alimentos que aunque secretamente formen parte del recetario histórico de las cocinas venezolanas, han venido desapareciendo por la complejidad de su preparación, la transculturización y el estatus que se supone da la comida.

“Como cocineros la tarea es enseñar de nuevo, deslastrar de estigmas los ingredientes, darles su justo valor en la cadena alimenticia, entender que ahora más que nunca se necesitan venezolanos sanos y fuertes que reconstruyan la tierra, y eso se logrará a través de una buena alimentación”.

Esto indica alias Menú Callejero cuando explica por qué cocinar sesos de vaca, por ejemplo, un órgano rico en un ácido graso Omega-3 que juega un papel importante en el desarrollo del cerebro infantil y que puede incluso usarse para combatir el Alzheimer.

“Bien preparados, estos pueden resultar un verdadero manjar de dioses. La cita es el próximo sábado 27 de julio a las 3:30 pm en las instalaciones de Santos Sabores, restaurante ubicado en la avenida principal de Chuao, lugar donde los amigos de la casa, Vaca Vieja, enseñarán a todos a utilizar estos cortes de carne, les darán a probar las preparaciones, brindarán con deliciosa cerveza artesanal y se llevarán a casa un recetario para que puedan replicar lo aprendido.

Deja tu comentario desde Facebook