Este artículo fue publicado originalmente en este website.

Cristian Aldana fue sentenciado a 22 años de prisión por corrupción de menores. La decisión la tomó el Tribunal Oral Criminal Nº 25 y el proceso judicial duró más de un año.

Distintas mujeres acusaron al ex cantante de la banda El otro yo de haber abusado de ellas entre 1999 y 2010, cuando tenían entre 13 y 16 años. En sus testimonios, las mujeres detallaron agresiones físicas, orgías con menores, enfermedades de transmisión sexual y abuso psicológico.

Los jueces consideraron que la corrupción de menores fue probada en cuatro casos de los siete denunciados. Por su parte, Aldana hizo uso de sus últimas palabras ante el Tribunal: “Yo no soy culpable: no soy violador, ni abusador ni violento; es mentira”.

El acusado no estuvo presente en la lectura del veredicto, pero sí estuvieron sus denunciantes, quienes estallaron en un aplauso al conocer la sentencia.

“Me hubiera gustado que le dieran más años, pero estoy satisfecha por la sentencia obviamente. Son una cantidad de años que sientan un precedente en los casos de abuso sexual en la infancia y de violencia de género. Ayudan a que otras puedan hablar sin culpa y denunciar a los que los violentaron”, aseguró Ariel Carolina, una de las mujeres que lo denunció. 

Deja tu comentario desde Facebook