Niños migrantes se forman para recibir comida a las puertas del refugio Jesús del Buen Pastor del Pobre y el Migrante, en Tapachula, Chiapas, México, el jueves 30 de mayo de 2019.

Niños migrantes se forman para recibir comida a las puertas del refugio Jesús del Buen Pastor del Pobre y el Migrante, en Tapachula, Chiapas, México, el jueves 30 de mayo de 2019. AP Foto

A pesar de la reacción negativa de empresas de Estados Unidos y México, el presidente Donald Trump duplicó el viernes su amenaza de aplicar un arancel de 5% a las importaciones mexicanas a menos que el vecino del sur frene el arribo de migrantes centroamericanos a la frontera común.

Fabricantes estadounidenses dicen que los aranceles _que entrarán en vigor el 10 de junio_ tendrán consecuencias devastadoras, tanto para ellos como para los consumidores en Estados Unidos. Las acciones en Wall Street cayeron como consecuencia de los planes del presidente estadounidense.

“Imponer aranceles en bienes provenientes de México es exactamente la decisión equivocada”, afirmó Neil Bradley, vicepresidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, la cual está explorando acciones legales en respuesta a los impuestos.

“Estos aranceles los pagarán las familias y empresas estadounidenses si no se hace algo para resolver los problemas reales en la frontera. En lugar de ello, el Congreso y el presidente necesitan trabajar juntos para solucionar los problemas serios en la frontera”.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, envió a su canciller a Washington para tratar de hallar una solución. Dijo que los problemas sociales no se resuelven con medidas coercitivas. López Obrador también parece convencido de que Trump sólo necesita ser informado de todos los pasos que ha dado México para frenar la inmigración ilegal.

Este año México aumentó los operativos contra caravanas que viajan cruzando los estados sureños de Chiapas y Oaxaca. Ha deportado a miles de migrantes y frustrado a miles más con esperas interminables para recibir permisos que les permitan transitar legalmente por México.

Funcionarios del gobierno estadounidense dijeron a reporteros en una breve conferencia de prensa el jueves por la tarde que México podría evitar los aranceles asegurando su frontera sur con Guatemala, combatiendo a las organizaciones de tráfico de personas y entrar en un acuerdo de “tercer país seguro” que dificultaría a los extranjeros que ingresan por México pedir asilo en Estados Unidos.

“Creemos totalmente que ellos tienen la capacidad de frenar a las personas que vienen de su frontera sur y, si son capaces de hacer eso, estos aranceles no entrarán en vigor o serán eliminados una vez que se apliquen”, dijo Mick Mulvaney, jefe interino de despacho de la Casa Blanca.

Trump amenazó con incrementar gradualmente los aranceles a 25% hasta que se remedie el problema de la migración.

“México ha sacado ventaja de Estados Unidos durante décadas”, tuiteó Trump el viernes. “Debido a los demócratas, nuestras Leyes de Migración son MALAS. México hace una FORTUNA con EE.UU., lo ha hecho por décadas, ellos pueden solucionar fácilmente este problema. ¡Es tiempo de que ellos hagan finalmente lo que se debe de hacer!”, agregó.

___

El periodista de The Associated Press Kevin Freking y Paul Wiseman en Washington y María Verza en Ciudad de México colaboraron para este despacho.

Deja tu comentario desde Facebook