IMAGEN REFERENCIAL – Foto EFE/Cristian Hernández

Tres miembros de una asociación dedicada al rescate de niños en situación de riesgo fueron detenidos el pasado jueves, 15 de agosto, por el delito de trata de personas, de acuerdo con información suministrada por autoridades del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Carabobo a través de redes sociales.

lapatilla.com

Según el organismo policial, el hecho fue denunciado a través de redes sociales y esto condujo a los funcionarios hasta la sede de la de la Asociación Benefactora de Ayuda al Niño Sin Asistencia (Abansa) “Mi Refugio”, en el barrio Guere de Naguanagua, para entrevistar a la directiva. Se trata de una organización fundada en 1985 y con otros hogares en Anzoátegui, Lara, Táchira, Mérida y Caracas.

En la sede de Naguanagua encontraron a las pequeños –12 niños y adolescentes de entre 3 y 18 años- en estado de desnutrición, con hematomas, secuelas de golpes y enfermedades en la piel debido a las condiciones insalubres en las que estaban confinados. La confirmación de los delitos fue hecha por los mismos niños. Ocho de ellos fueron víctimas de abusos sexuales. Dos son autistas.

Los detenidos fueron Etni Bautista Salazar Peinado, de 57 años de edad, quien fungía como director de la asociación fundada en 1985; Sharon Esther Lizcano de Castro, de 51 años, subdirectora de la organización; Olivia del Valle Brito Salazar, de 56 años, que ostentaba el cargo de coordinadora nacional. En ellos estaba la guarda y custodia de los niños que estaban en el sitio.

Edwar Eliu Montilla, un empleado identificado como la persona que golpeó y abusó sexualmente de los niños, está en fuga y tiene una orden de captura. También le fue elevada una alerta roja a Interpol para lograr su detención en caso de que esté fuera de Venezuela.

De acuerdo con su sitio web, Abansa es “una asociación civil sin fines de lucro, de carácter asistencial, benefactor, educativo y social que tiene como objetivo la protección de niños en situación de peligro, con el propósito de hacer prevención primaria al problema delictivo del país”.

En su misión, la organización se propone a “defender al débil y al huérfano, hacer justicia al niño y adolescente necesitado y brindarles un ‘refugio’ integral en circunstancias especialmente difíciles”. La visión de la asociación está enfocada, dice su web, en “formar hombres y mujeres con principios cristianos, de responsabilidad moral, social, laboral, íntegros, capaces de formar una familia y de ser agentes de cambios positivos en la comunidad”.

Con información de Runrunes

Deja tu comentario desde Facebook