Este artículo fue publicado originalmente en este website.

Este artículo apareció en Infobae: https://www.infobae.com/america/mundo/2019/07/15/el-soldado-volador-que-sorprendio-a-los-franceses-revelo-en-que-se-inspiro-su-invento/

 

El campeón del mundo de jet-ski francés Franky Zapata ofreció el domingo un impresionante espectáculo con motivo del desfile del 14 de julio al sobrevolar, en su plataforma volante y con un fusil en la mano, los Campos Elíseos de París.

Este artefacto, llamado “Flyboard” fue inventado por el propio Zapata y está propulsado por cinco turborreactores de aire que permiten despegar y avanzar a hasta 190 km/h, con una autonomía de unos diez minutos.

RFI: ¿Esperaba convertirse en la principal atracción del desfile del 14 de julio?

Franky Zapata (FZ): Por empeza,r estaba muy orgulloso de la invitación al desfile. Hubo que esperar meses para tener la confirmación y, a algunas semanas del acontecimiento, existía aún incertidumbre de que realmente se hiciera. Pero como tenemos una tecnología que llega mucho a la gente, porque le habla a su imaginario y al niño que llevamos dentro, pensaba que suscitaría curiosidad, aunque no tanto.

RFI: -Usted es el inventor del Flyboard, de este skate aéreo. ¿La idea le vino de la película Regreso al futuro?

FZ: No, es todo el universo de Marvel. Hice toda mi carrera como piloto de jet-ski y trabajé para distintas marcas, como Bombardier, Yamaha o Kawasaki y tenía ganas de crear un producto. Había lanzado mi marca de jet-ski en 2008 y el concepto empezaba a agotarse porque era un nicho dentro de otro nicho de mercado. Y un día descubrí que la propulsión del jet-ski podía levantar a un humano y me inspiré en mi pasión por todas las películas de superhéroes y las historietas para acercarme lo más posible a Iron-Man, de quien era fan. Así que creé el Flyboard acuático y después tuve ganas de sacarle la manguera.

RFI: ¿Cómo funciona el Flyboard?

FZ: Funciona con mini turborreactores, como los grandes de los cazabombarderos que vemos en los Rafale o Mirage 2000. No es la misma tecnología que la de los aviones de línea, que usan un turbofán que sopla aire a su alrededor, en nuestro caso es únicamente a reacción, como en los aviones de combate que mencionaba.

RFI: Desarrolló el Flybord hace tres años. ¿Cómo fue que el ejército francés se acercó a su invento?

FZ: Fue muy brutal. Cuando pusimos las imágenes de Flyboard en internet, nos contactó el “Commando Hubert” [uno de los siete comandos de la Marina francesa, considerado como la unidad más elitista del Ejército], seguramente por pedido de la Dirección General del Armamento, porque había un pedido de Estados Unidos para saber si la tecnología era real o era un “fake” de internet hecho con una animación (risas). Cuando se dieron cuenta de que era auténtico, a principios de 2016, hubo un acercamiento por etapas. Hubo que probarles que éramos gente seria, con proyectos, que no era un hallazgo aislado, sino que teníamos una visión de futuro para la aeronáutica. Así que tuvimos que profesionalizarnos para adaptar nuestras ideas a una concepción más clara. Y poco a poco conseguimos un subsidio para desarrollar nuestros turborreactores.

RFI: ¿Qué va a hacer el ejército con este Flyboard?

FZ: Desde el momento que nos contactaron, e incluso a partir de que el Flyboard que usted pudo ver el 14 de julio, tuve conciencia de que no es un artefacto que pueda ser utilizado por las fuerzas especiales. Así que lo conversamos y creamos un aparato específico para las fuerzas de intervención, es el Easyfly, que es un híbrido entre el Flyboard Air y un Segway, que no requiere un calzado especial, cuyo combustible es llevado por la máquina y no por el piloto y, en cuanto a su utilización, servirá para abordar barcos o para desplazamientos cortos (aunque hoy logremos volar 20 kilómetros). De todos modos no crea que todos los usos posibles hayan sido ya definidos. Hoy, sabemos que históricamente las guerras se ganan en el aire y darle la capacidad de volar rápidamente a los soldados con artefactos muy livianos da claramente una ventaja. Vamos a adaptar nuestra tecnología a sus necesidades específicas.

Publicado originalmente por RFI

Deja tu comentario desde Facebook