Erick Sánchez y Jason Parisi, escoltas del presidente encargado, Juan Guaido, fueron presentados este viernes en tribunales y declararon que fueron torturados.

La abogada Charity Flores, denunció que sus defendidos manifestaron que «recibieron golpes en el rostro, golpes en el cuerpo, con un bate envuelto en telas para que no quedaran evidencias de las lesiones».

Subrayó que pasaron dos semanas de no tener noticias de ellos. «Esto nos da una idea del retardo de 14 días para presentarlos en la audiencia».

Por otra parte, dijo que  no tuvo tiempo suficiente para estudiar los folios. Destacó que en el expediente «también existe un cuaderno separado que no me permitieron ver».

Flores habló de la detención de un tercer ciudadano supuestamente vinculado con el equipo de seguridad.

Sánchez y Parisi serán sometidos a exámenes forenses, psiquiátricos y toxicológicos.

La abogada informó que fueron acusados por tráfico de armas y municiones, conspiración y asociación para delinquir.

Deja tu comentario desde Facebook