Foto: Reuters

Google cerró un servicio que proporcionaba a operadores de telefonía móvil en todo el mundo y mostraba puntos débiles en la cobertura de red, por temor a que compartir datos de usuarios de dispositivos Android atraiga la atención de los reguladores, dijeron fuentes conocedoras del asunto a Reuters.

lapatilla.com

La clausura del servicio, que no había sido informado anteriormente, decepcionó a los operadores inalámbricos que usaban los datos en su proceso de toma de decisiones sobre dónde ampliar o mejorar su cobertura.

Aunque los datos eran anónimos y su uso compartido se ha convertido en algo habitual, la iniciativa de Google -propiedad de Alphabet- ilustra la preocupación de la empresa por evitar llamar la atención en un contexto en el que la privacidad de los datos ha cobrado mayor importancia a nivel global.

El servicio Mobile Network Insights de Google, que se había lanzado en marzo de 2017, era básicamente un mapa que mostraba los puntos fuertes de las señales de los operadores y las velocidades de conexión que estaban ofreciendo en cada zona. Se proporcionaba de forma gratuita a operadores y proveedores para ayudar a gestionar sus operaciones.

Los datos procedían de dispositivos que ejecutan el sistema operativo Android de Google, presente en aproximadamente el 75% de los teléfonos inteligentes del mundo, lo que lo convierte en un recurso valioso para la industria.

Solo usaba datos de usuarios que habían optado por compartir el historial de ubicación y el uso y diagnóstico con Google. Los datos eran agregados, lo que significa que no vinculaban expresamente información alguna a un usuario individual, e incluían datos relativos al servicio propio de una compañía y al de sus competidores, que no se identificaban por su nombre.

Sin embargo, Google cerró el servicio en abril debido a la preocupación por la privacidad de los datos, dijeron a Reuters cuatro personas con conocimiento directo del asunto. Algunos afirmaron que entre las razones secundarias estaban probablemente la dificultad para garantizar la calidad de los datos y la lenta materialización de la mejora de la conectividad entre los operadores.

La portavoz de Google, Victoria Keough, confirmó la decisión, pero no ofreció más detalles, más allá de las cambiantes “prioridades del producto”. El aviso de Google a los operadores cuando cerró el servicio no especificó ninguna razón, dijeron dos de las cuatro fuentes a Reuters.

“Trabajamos en un programa para ayudar a los socios de móviles a mejorar sus redes a través de métricas de rendimiento agregadas y anónimas”, dijo Keough. “Seguimos comprometidos a mejorar el rendimiento de la red a través de nuestras aplicaciones y servicios para los usuarios”.

El cierre del servicio es el último ejemplo de una empresa de Internet que opta por poner fin a un servicio de intercambio de datos para no arriesgarse a una violación o a un mayor control por parte de los legisladores.

El Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea, aprobado el año pasado, prohíbe a las empresas compartir los datos de los usuarios con terceros sin el consentimiento explícito de los usuarios o sin un motivo comercial legítimo.

Los legisladores de Estados Unidos y Europa han reforzado el foco sobre cómo las empresas tecnológicas tratan los datos de los usuarios después de una serie de fallos de seguridad de datos a gran escala y la revelación de que Facebook Inc compartió de forma incorrecta datos de 87 millones de sus usuarios con la consultora política Cambridge Analytica.

Con información de Reuters

Deja tu comentario desde Facebook