El empleo de 800 personas que son parte del Frente de Panaderías Comunales de Lara peligra por el deficiente despacho de harina de trigo por parte de la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria (Sunagro), quienes además han tenido que comprar harina a sobreprecio, oscilando entre 50 a 80 dólares el saco.

Los cupos por parte de la Sunagro van dependiendo de la producción de cada panadería, sin embargo José Carrillo, miembro del Frente de Panaderías Comunales del estado Lara indicó que ellos tenían un cupo mensual de entre 30 a 50 sacos de harinas, con los que beneficiaban a 149 comunas, a las que les vendían el pan entre un 50% a 60 % menor que en las panaderías.

Desde el mes de marzo hasta la fecha, y de manera inconsulta, indicó Carrillo, les han bajado el despacho a solo tres sacos, poniendo en peligro su producción. Para mantener el empleo, han tenido que recurrir a comprar el saco a los bachaqueros, quienes lo venden en 80 dólares, cuando el costo por Sunagro  varía entre 52 a 62 mil bolívares el kilo.

Maduro creó esta modalidad

El señor Carrillo recordó que estos frentes de panaderías comunales fueron creados por Nicolás Maduro, precisamente, para generar empleos y así mismo combatir el bachaqueo y la falta de pan en la región, prometiendo que tendrían su despacho seguro. Pero esto ha sido incumplido por parte de Sunagro.

Sin gas

Sumado a la deficiencia del despacho de la harina, también están enfrentando la problemática de la falta de gas. Dependiendo de quien sea el contacto, pueden conseguir la bombona en Bs. 50.000 o al cambio en dólares.

Deja tu comentario desde Facebook