Foto: Wuilker Faríñez / LaVinotinto.com

El arquero de la selección venezolana Wuilker Faríñez afirmó este martes que la crisis que atraviesa Venezuela “es un impulso más” en la motivación de la Vinotinto para hacer un buen papel en la Copa América y dar una alegría al país.

“Es un impulso más para tratar de seguir creciendo y avanzando”, dijo Faríñez, de 21 años, antes de iniciar el entrenamiento de la selección de Venezuela en el complejo deportivo del Gremio de Porto Alegre.

Para dar esa alegría a los venezolanos, el portero destacó que “lo importante es empezar con buen pie y sacar los tres puntos este sábado contra Perú”, primer rival de la Vinotinto en la Copa América, donde también comparte el Grupo A con la anfitriona Brasil y Bolivia.

Faríñez anticipó que el partido contra los peruanos será “muy fuerte” ya que se medirán al que consideró un rival directo para pasar a los cuartos de final del torneo.

En ese sentido, el portero comentó que la clave de la Vinotinto “es la unión y la concentración de todos los compañeros”. “Creo que esto es una familia muy linda y mientras siga así conseguiremos grandes cosas”, agregó.

Faríñez recalcó que Venezuela llega “con mucho optimismo” al torneo continental y valoró “el buen grupo y plantel” liderado por el seleccionador Rafael Dudamel.

Preguntado por si se considera entre los mejores arqueros de Sudamérica, el portero del Millonarios colombiano consideró que “falta mucho para eso” y declinó hacer comentarios sobre un posible interés del Barcelona en contratarle.

La Vinotinto está concentrada desde el lunes en Porto Alegre y este martes hizo su segundo entrenamiento a escasos metros del estadio Arena do Gremio, donde debutará en el torneo el sábado 15.

Sin embargo, Dudamel no podrá contar con veintitrés jugadores hasta el miércoles cuando se incorpore el extremo Yeferson Soteldo, que reemplazará al lesionado Adalberto Peñaranda.

EFE.

Deja tu comentario desde Facebook