Mallorca, Ibiza, Formentera, Saint Tropez, la Riviera Francesa, las islas danesas… son muchas las opciones elegidas por los miembros de la realeza europea para disfrutar de sus vacaciones estivales este año. Casi todas estas familias se encuentran ya en sus paradisíacos destinos o incluso han dado por finalizado su período de asueto. Sin embargo, en ese grupo de los royals que prácticamente acaban de iniciar su periplo veraniego se encuentra Alberto de Mónaco, que recientemente ponía rumbo a Croacia, el lugar que ha escogido para su descanso esta semana. El hijo de la recordada Grace Kelly no ha viajado solo: lo ha hecho en compañía de sus dos hijos pequeños.

Por: Hola

Así, Jacques y Gabriella de Mónaco se han convertido en auténticos grumetes después de saludar a varios miembros de la tripulación del exclusivo yate de su padre, Arience, a bordo del que han recorrido algunos de los rincones más emblemáticos del país. Entre esos lugares por los que han pasado en su travesía se encuentra Trogir, una pequeña ciudad medieval declarada Patrimonio de la Humanidad y que cuenta con puerto. Alberto de Mónaco y sus hijos también han tenido tiempo de disfrutar de la localidad de Skradin, un lugar muy romántico plagado de calles estrechas y entretejidas, escaleras y pórticos pintorescos que además alberga el Parque Nacional de Krka y sus famosísimas cataratas.

Mientras eso ocurre en Croacia con Alberto de Mónaco y sus dos hijos pequeños, su primogénita, Jazmin Grace Grimaldi disfruta de sus vacaciones en Irlanda, donde ha homenajeado a su abuela, la mítica actriz de cine Grace Kelly, y ha seguido sus huellas por los lugares en los que también estuvo en su día la intérprete. No es de extrañar esta admiración de Jazmin por la celebrity, dado que también esta ha querido debutar en el séptimo arte.

Deja tu comentario desde Facebook