Joao Maleck recibió el perdón legal de la familia de una de las víctimas que fallecieron en el percance automovilístico del 23 de junio, en Zapopan, Jalisco, en el que murieron los recién casados, Alejandro Castro Martínez y María Fernanda Peña.

El perdón le fue otorgado al jugador de fútbol de 20 años de edad, por Maribel, madre de una de las hijas que Alejandro procreó antes de unirse con María Fernanda, de acuerdo con medios nacionales.

Maribel se presentó en la audiencia del caso el 28 de junio, debido a que al ser la hija menor de edad, acudió en su representación al ser directamente afectada.

Juan Carlos Rangel, abogado de Maribel, fue quien reveló a Milenio el arreglo, aunque por cuestiones de secrecía no pudo explicar los detalles del acuerdo.

“Nos obligaron a firmar un pacto de confidencialidad. Por eso ya no pueden darle ninguna entrevista, porque así lo solicitaron los abogados defensores del jugador”, dijo el litigante.

Maleck, quien está en prisión preventiva por seis meses, en lo que continúa el caso a fin de que no salga del país, había solicitado 30 días para llegar a un acuerdo económico con los familiares de las víctimas del accidente.

No obstante, la madre de María Fernanda Peña, Martha Cristina Álvarez, ha señalado que no aceptará ningún acuerdo económico con el ex jugador del Sevilla Atlético y Porto B, reiterando que demanda justicia para su hija.

“Esta tragedia no debió de suceder, los muchachos, mi hija y su esposo tenían un futuro por delante y son víctimas inocentes de un borracho futbolista, desgraciado y asesino que les quitó la vida, no me resigno a no volver a ver con vida a mi hija adorada y todos estos días desde su partida estoy sentada en la sala como siempre lo hacía esperando su llegada a casa, por la noche y a medio día”, dijo Marta Cristina Álvarez-Ugena, madre de María Fernanda Peña hace unos días.

El delantero fue vinculado a proceso, sin embargo, de acordar con la familia, podría seguir su juicio fuera de prisión gracias a que ambas partes dieron su consentimiento para que el Instituto de Justicia Alternativa se involucre para buscar una conciliación.

No se pudo acreditar exceso de velocidad ni la presencia de alcohol en la orina en los niveles que establece la ley, por lo que se retiraron las agravantes y se acreditó el delito como homicidio culposo instantáneo por parte del futbolista. Es así que al revocar estas agravantes se dio pauta a que las partes puedan negociar.

“El proceso se suspendió para que de manera amigable traten de llegar a una salida alterna, un acuerdo dado que ya existe un dinero garantizado en una póliza y serían tres millones de pesos”, dijo Javier Alberto García, abogado de Maleck, a finales del mes de junio.

El juez solicitó que se suspendiera el proceso y se fije un oficio para alcanzar dicho acuerdo mediante justicia alternativa y también puso como plazo un máximo de dos meses para el cierre de la carpeta de investigación y no los seis que había solicitado el Ministerio Público.

Deja tu comentario desde Facebook