Como José Gabriel Blanco, alias El Josbe, fue identificado un peligroso antisocial señalado de ser el autor material del incendio que consumió a la empresa de galletas Puig, ubicada en Las Tejerías, municipio Santos Michelena, el pasado 8 de julio en horas de la madrugada.

Una semana después del incendio, se origina un enfrentamiento entre funcionarios de la Policía de Aragua y miembros de la banda delictiva El Conejo, en el que resultó gravemente herido el Josbe, quien es señalado de haber lanzado un artefacto explosivo y prenderle fuego a la empresa galletera Puig.

El pasado 15 de julio, en medio de los operativos policiales que se vienen realizando en la zona de Las Tejerías, estado Aragua, una comisión de la policía regional adscrita al Centro de Coordinación Policial Aragua Este III avistó en el sector La Quebrada, a un grupo de presuntos antisociales quienes, de inmediato, accionaron sus armas contra los uniformados.

Durante el intercambio de disparos cayó herido uno de los sospechosos, quien fue rescatado por sus acompañantes y llevado casi a rastras hasta una zona boscosa del barrio El Beisbol y posteriormente hasta el sector La Arenera del municipio Santos Michelena, donde, mal herido, quedó abandonado.

A raíz del incendio de Puig, se pudo conocer de manera extraoficial, que gerentes y empleados de la famosa productora de las galletas María, habían denunciado las amenazas y extorsiones a las que eran constantemente sometidos por esta banda delictiva que obliga a lugareños y empresas, un pago de vacuna semanal, inclusive en moneda extranjera.

Cansados del chantaje, los propietarios de la galletera Puig se negaron a pagar y luego de una ráfaga de disparos que alertaron y asustaron a los habitantes de Las Tejerías, se escuchó una explosión producto de un artefacto explosivo que se presume sea una granada, y que cayó en el interior de uno de los galpones donde se encontraban productos terminados listos para ser distribuidos y que enseguida se convirtió en llamas.

Una comisión de aproximadamente 45 bomberos del estado Aragua acudió al sitio para sofocar el incendio, pero no pudo acceder inmediatamente a la zona industrial de Las tejerías, ya que se registraba un fuerte enfrentamiento entre delincuentes y efectivos de la Guardia Nacional y Policía estadal, quienes intentaban custodiar la zona.

La balacera se habría prolongado por más de tres horas, hasta que fue controlada y finalmente los bomberos llegaron al siniestro.

José Gabriel Blanco, el Josbe, era el lugarteniente de otro delincuente de alta peligrosidad, identificado como Carlos Gómez Rodríguez, apodado “Conejo” y cabecilla de la banda criminal llamada “El Conejo del Tren de Aragua”, que opera principalmente en el municipio Santos Michelena, en el eje este del estado Aragua, uno de los 7 municipios que aparecen en el ranking de los 10 con mayor índice de criminalidad de Venezuela, de acuerdo al Observatorio venezolano de violencia.

El Conejo es buscado activamente

Con apenas 38.574 habitantes, el municipio Santos Michelena es desde hace más de dos años, uno de los municipios más violentos del estado Aragua y del país.

Allí operan bandas criminales fuertemente armadas que se dedican al secuestro, homicidios, extorsión y cobro de vacunas a los habitantes y a los pocos comerciantes y empresarios que a duras penas mantienen abiertos sus establecimientos.

CONEJO TREN DE ARAGUA Carlos Gómez Rodríguez, apodado Conejo, líder de la banda del mismo nombre, está señalado de adiestrar y entrenar a menores de edad de la zona. Es buscado por autoridades. Foto/ Cortesía

Algunos de los pequeños comerciantes que aún resisten el cierre de sus modestos negocios, deben pagar en vacuna entre 150 y 200 dólares al mes, mientras que el pago de las empresas, superan los miles de dólares.

Las más importantes de la zona, Galletera Puig tuvo un incendiario final, mientras que otras como la Monserratina, con 65 años en el mercado, padece la constante extorsión de las bandas criminales de la zona, en Las Tejerías, estado Aragua, de acuerdo a lo que señalan en calidad de anonimato, algunos funcionarios policiales de la región.

Tras el incendio de la galletera Puig, los cuerpos de seguridad del estado, incluyendo a las Faes, han continuado con amplios operativos policiales para dar con el paradero de El Conejo.

Aragua vive en toque de queda por bandas criminales

Carlos Gómez Rodríguez, apodado “el Conejo” , está señalado de adiestrar y entrenar a menores de edad de la zona, en el manejo de armas de fuego de alto calibre.

Algunas fotografías han circulado en redes sociales, en las que El Conejo aparece al lado de un niño, ambos con armas largas. La incursión de menores de edad en actos delictivos no es nuevo en el eje este de Aragua.

En diciembre del 2018, el asesinato de Brayan Alexander Rico, apodado “El Brayan”, de apenas 13 años de edad y líder de una banda delictiva en el estado Aragua, conmocionó al país entero.

Este niño, fue asesinado en diciembre del 2018, en un rancho de la invasión “El Indio” y luego lo arrojaron a la carretera Nacional Zuata-La Victoria, al este de Aragua. Brayan Alexander Rico, era requerido por homicidio y extorsión.

“El municipio José Rafael Revenga, capital El Consejo, vivió momentos de terror durante el 2018, producto del enfrentamiento entre las bandas locales que buscaban el control del territorio para la extorsión y el robo de vehículos de pasajeros y carga, quienes generaron una ola de violencia en la zona, que culminó con la desaparición de sus líderes principales, El Sayayin y el Libardo, por enfrentamientos entre ellos o por la acción policial, generando conflictos y reagrupamientos que llevaron a la conformación de una nueva banda, liderada por adolescentes entre 15 a 19 años, que muestran públicamente sus armas y sus acciones criminales y que se autodenominaron El Tren del Sur”, refiere el Observatorio venezolano de violencia.

Miembros de La banda El Conejo, también han sido señalados de hacerse pasar por funcionarios de las Fuerzas de acciones Especiales de la Policía Nacional, quienes montan falsas alcabalas en arterias viales de la región, utilizando indumentaria policial que les ha permitido robar y secuestrar a varios conductores.

De 335 municipios que hay en el país, la violencia alcanzó niveles de epidemia en 296, con tasas superiores a las 10 muertes violentas por 100mil habitantes. Después de El Callao y Roscio, en Bolívar, les sigue el municipio Santos Michelena, en Aragua.

Las cifras del Observatorio Venezolano de violencia, refieren que éste municipio posee una tasa de 445 por cada 100 mil habitantes, donde se encuentra la población de las Tejerías y también la mina de níquel de Tiara. Y le sigue el municipio José Rafael Revenga, de la población de El Consejo.

“Este municipio está controlado por bandas delincuenciales que acechan y extorsionan la poca actividad industrial que permanece operativa y el comercio local, además se dedican a los robos en la Autopista Regional del Centro, y al control de la actividad minera en las Lomas del Níquel.”, señala el reporte del OVV.

De acuerdo al Observatorio de Delito Organizado, que tiene como objetivo copilar información acerca del crimen organizado en Venezuela, “los estados Zulia, Miranda, Aragua, Carabobo y Distrito Capital, poseen el 61,1% de casos asociados al crimen organizado de Venezuela, siendo igualmente los más violentos y con el mayor índice de criminalidad”.

El Observatorio da cuenta de 67 bandas activas en el territorio nacional. De ese total, 25 están vinculadas con el narcotráfico y otras 42, con el secuestro y la extorsión.

En este último grupo está clasificado el Tren de Aragua, la banda de delito organizado más temida del país, que tiene como principal centro de operaciones, el Centro Penitenciario Aragua, conocido como cárcel de Tocorón y que ya incursionado con sus delitos en otros países, tales como Brasil, Perú y Colombia.

En este último, 8 integrantes de la peligrosa banda delictiva, “el Tren de Aragua”, fueron capturados en la ciudad de Cúcuta, Colombia, por la Policía Metropolitana de La Parada. Llevaban cerca de siete meses en territorio colombiano y operaban en la población de Villa del Rosario y en el norte de Santander.

Los aprehendidos fueron identificados como José Francisco Elvia, conocido como José; Kevin Alexander Guillén, Kevin ; Miguel Nieves Espinosa, Bumba; Johender Stevez Cardona, Niche; José Colina, Watson; José Martínez, Viejo Alfonso; Leonard Michel, Oso; y José Gregorio Gómez, Elefante.

Mientras tanto, las cifras de violencia siguen creciendo al igual que la zozobra y la angustia entre los aragüeños, quienes se ven sitiados por bandas criminales que han impuesto una especie de toque de queda en la región.

“Se desató el malandraje, la gente está angustiada y aterrorizada, pidiéndole a Dios protección, porque los propios organismos de seguridad están infiltrados con miembros de estas bandas que poseen más y mejor armamento que las propias policías”, confiesa un ex funcionario de la policía de Aragua que pidió no ser identificado y que como muchos, se vio obligado a dejar su vivienda ubicada en Magdaleno, municipio Zamora, otro de las localidades aragüeñas más peligrosas del país y justamente donde está establecida la cárcel de Tocorón.

Deja tu comentario desde Facebook