“Telar de la abundancia” “Mandala de dinero” “Economía solidaria” son tan solo algunos de los nombres que puede tener este tipo de estafa cuyo número de víctimas va en aumento.

Este fraude se promociona a través de las redes sociales bajo la idea de una forma “feminista”, “sorora” o “humanitaria” de hacer finanzas, en la cual las recién llegadas deben entregar una suma de dinero a miembros anteriores, bajo la promesa de recibir en un lapso determinado de tiempo, una suma mayor. Esto se realiza sin ningún tipo de contrato ni firma de por medio: se entrega dinero en efectivo. Y mucho.

Las personas que ingresan al “telar” deben entregar una suma de dinero a su superior y solo reciben su pago si logran traer más personas a la organización. Esos nuevos miembros también deberán pagar para entrar, y para recuperar su dinero deberán sumar nuevos miembros… y así infinitamente. 

Quienes defienden al “telar” afirman que muchísimas personas, en este caso mujeres, que han participado se han llenado los bolsillos de dinero. Lo cual es completamente cierto, pero se trata del dinero de otros miembros, que en muchos casos nunca llegan a ver las supuestas “ganancias”. No les dan la plata que se suponía que iban a ganar, y tampoco les devuelven lo que entregaron. 

Aunque se publicita a través de las redes sociales, sobre todo en grupos de Whatsapp, lo cierto es que este tipo de fraude tiene más de cien años, y que se ha llevado a cabo de diferentes formas a lo largo del tiempo y en diferentes lugares, siempre dejando a gente estafada puesto que lo que plantea el sistema es matemáticamente imposible. 

Lo que supuestamente se “gana” proviene de los nuevos miembros que se suman al sistema, porque es imposible generar dinero de la nada. La estafa funciona hasta un punto, en el que no se suman más miembros, la plata se termina y los estratos superiores del “telar” se quedan con todo, dejando a muchísima gente sin nada, o sea estafada.

Para evitar caer en este tipo de fraudes es importante estar atentos a varios detalles. Si llega una oferta de inversión de este estilo, hay que averiguar con mucha precisión de quién se trata, en qué se va a invertir, a quién se le entregará el dinero y verificar que tenga la aprobación del el Banco Central o la Comisión Nacional de Valores.

En caso de ser víctima de una estafa, la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (ProCELAc) recomienda realizar la denuncia penal ante cualquiera de las fiscalías en lo criminal y correccional.

Deja tu comentario desde Facebook