Inmediatamente después de que se diera a conocer que Bradley Cooper e Irina Shayk se habían separado definitivamente, los comentarios y las miradas se dirigieron a una persona en específico: Lady Gaga, quien fuera junto a Cooper, en su debut como director de cine, la protagonista de la cinta A star is born, y a quien se le ha estado señalando como la causante de la ruptura de la pareja.

Esta situación no le ha causado ninguna gracia a la intérprete de Bad romance, quien si bien ha declarado que la química mostrada en pantalla entre ella y su coestrella, esta no es más que el resultado de varios meses de intenso trabajo, previo a la filmación. No obstante, fans y no fans tanto del actor como de la modelo, y el público en general, siguen dudando de que este acercamiento, sólo se deba a intereses laborales entre ambos.

Y no dejemos pasar que durante el número musical que presentaron en la última ceremonia de los Oscar, en donde interpretaron Shalow, el tema principal del filme, que obtuvo 8 nominaciones a los premios de la Academia, siendo este, el ganador de “mejor tema original”, la también actriz y su director se adentraron tanto en su actuación, que el público estaba expectante, esperando que sellaran el acto con un beso, dada la cercanía que se permitieron ante todos.

Al respecto, la compositora del aplaudido tema, declaró en el programa de Jimmy Kimmel: “sí, la gente vio el amor, ¿y adivina qué? Eso es exactamente lo que queríamos que se viera”.

Y continuó: “Shallow es una canción de amor, ‘Ha nacido una estrella’ es una historia de amor. Fue muy importante para los dos que hubiera esa conexión todo el tiempo. Cuando cantas canciones de amor eso es lo que quieres que la gente sienta… Soy una artista y creo que hicimos un buen trabajo”, aseguró al conductor.

Pero las razones de Gaga no son suficientes ni para la gente, ni para los sitios y revistas del corazón, que esperan que en cualquier momento, salgan a confirmar que son pareja oficialmente. Y esto ha afectado tanto a la neoyorkina, que durante un concierto que ofreció en Las Vegas, no aguantó más y exigió respeto a los asistentes, pues justo cuando iba a interpretar el tema de la película, a alguien se le ocurrió gritar el nombre de Bradley Cooper, situación que la incomodó y muy seria, haciendo unos marcados ademanes, sin enfocarse en nadie en específico, exclamó: “Sé amable, por favor, o jód…”

Con esta actitud, Lady Gaga marca definitivamente que no tiene ningún interés en participar en la telenovela que muchos han creado a su alrededor en los últimos días, en la que ella es la tercera en discordia entre Cooper y Shayk.

Por su parte, el galán ha repetido en infinidad de ocasiones: “tengo una amiga para toda la vida (en Lady Gaga)”, luego de que en múltiples entrevistas de promoción de su opera prima como director cinematográfico, se le cuestionara sobre la relación que mantenía con ella.

Y finalmente, ni el propio Cooper, ni la madre de su hija, Irina Shayk han desmentido o aclarado si es que su relación, sí ha tenido que ver por una tercera persona.

Deja tu comentario desde Facebook