“Hay momentos en que la desobediencia es obligatoria”, dijo la canciller alemana, Ángela Merkel en el acto de presentación de la nueva ministra de defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer.

Durante el evento se rindió homenaje a los «patriotas», como fueron declarados por las autoridades germanas, que organizaron el fallido atentado contra Adolf Hitler hace 75 años.

Además, instó a los 400 reclutas del Ejército alemán a recordar su «derecho a la resistencia», contemplado en la constitución.

Por su parte, la nueva ministra de defensa se refirió a los soldados homenajeado como «modelos que se levantaron contra la tiranía».

Deja tu comentario desde Facebook