Fueron 11 días de máxima tensión política, en los que cientos de miles de puertorriqueños se movilizaron incansablemente, como no se había visto en la historia reciente de la isla. ¿El motivo? Protestar contra el presidente Ricardo Rosselló, quien terminó por renunciar, tras el escándalo originado por los mensajes en la red Telegram.

La chispa se encendió el sábado 13 de julio, cuando el Centro de Periodismo Investigativo publicó las 889 páginas de un escandaloso chat de Telegram, en el que el gobernador y 11 colaboradores prodigaron insultos y comentarios homofóbicos y misóginos contra rivales y distintas personalidades, publicó Infoabe.

En los intercambios filtrados, Rosselló pidió «caerle encima a esta puta», en relación a Melissa Mark-Viverito, vicepresidenta del Latino Project. En referencia a Carmen Yulín Cruz, alcaldesa de San Juan, dijo: «¿La comandanta dejó de tomar sus medicamentos? Es eso o es tremenda HP».

«Estoy salivando para caerle a tiros», afirmó el integrante más brutal del grupo, Christian Sobrino, que era director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal.

«¿No tenemos algún cadáver para alimentar a nuestros cuervos?», se preguntó también Sobrino, aludiendo a los más de 3.000 muertos que dejó el huracán María en 2017.

Y fue él quien dio el pie para que las máximas estrellas de la música boricua se pusieran al frente de las manifestaciones contra el gobierno: «Ricky Martin es tan machista que se folla hombres porque las mujeres no dan la talla. Puro patriarcado», escribió en otro mensaje.

«El chat es una mirada íntima a la conversación del gobernador con sus asesores, en la que se revelan comentarios que son excluyentes y discriminatorios. No se salva nadie de un discurso en donde los pobres, los homosexuales, los adversarios políticos son objeto de burlas y amenazas inexcusables. Además, muestra que los asuntos confidenciales de gobierno se estaban discutiendo con contratistas privados y personas allegadas a la campaña de reelección. Confirmó que se trata de un gobernador elitista e insensible a las necesidades del pueblo, que perdió toda su legitimidad democrática», dijo a Infobae José Javier Colón, profesor del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de Puerto Rico.

La crisis escaló de inmediato

Desde el lunes 15 las calles de San Juan empezaron a poblarse de personas indignadas ante las revelaciones, reclamando la salida de Rosselló. Ricky Martin, Bad Bunny, René Pérez (Residente), Daddy Yankee, Benicio del Toro y otros reconocidos artistas se mezclaron entre los manifestantes, dándole al movimiento repercusión a escala global.

«Lo particular de estas protestas es la pluralidad de grupos sociales que se han unido.En estos últimos días hemos visto reclamar espacios a sectores que han sido históricamente marginados tanto por la derecha como por la izquierda. Es decir, se ha creado un movimiento intersectorial que incluye a personas que habitan múltiples identidades y que vienen de diferentes sectores sociales, desde los más excluidos hasta los más pudientes», explicó Jorell A. Meléndez-Badillo, catedrático en historia de América Latina y el Caribe del Dartmouth College de New Hampshire, consultado por Infobae.

El gobernador, que asumió el 2 de enero de 2017, trató de sobrevivir despidiendo al resto de los funcionarios. Una decisión insólita, porque él era tan partícipe como ellos de los diálogos, de modo que se quedaba sin argumentos para continuar en el cargo. Luego dio un paso más y anticipó que desistía de la reelección. Pero tampoco alcanzó.

El chat de Telegram validó las sospechas de muchas personas. Fue la gota que colmó la copa de las políticas de austeridad, de reducción de beneficios a retirados y empleados públicos, y de despidos masivos

«Ningún segmento de la población se salvó de algún tipo de ataque. Los comentarios con sorna estuvieron dirigidos a la oposición, a miembros de su propio partido, a la comunidad gay, lésbica y transgénero. También se mofaron de los pobres, en particular los que perdieron sus techos y no han podido reconstruirlos, y de los cadáveres de las víctimas del huracán. Por otro lado, el chat reveló cómo se concertaba una política pública que favorecía económicamente a ciertos allegados al gobierno, y cómo se usaban los medios del Estado para beneficiar a periodistas amigos, o para amedrentar a figuras políticas», sostuvo Carlos A. Suárez, profesor del Departamento de Ciencia Política de la Universidad de Florida, en diálogo con Infobae.

La esperada dimisión de Rosselló abrió las discusiones sobre la sucesión. El secretario de Estado de Puerto Rico, que oficia de vicegobernador, es el primer funcionario en la línea de sucesión, pero está vacante porque Luis Gerardo Rivera Marín, que formaba parte del chat, renunció el mismo 13 de julio.

Entonces, según lo establecido por la Constitución, le correspondería asumir a Wanda Vázquez, secretaria de Justicia. Jurará el viernes a la tarde, a menos de que el gobernador nombre a un secretario de Estado en los próximos días. Tiene la potestad de hacerlo, pero difícilmente lo haga. Quedó vaciado de legitimidad.

Sería un desenlace interesante para este conflicto que una mujer termine reemplazando a un hombre obligado a renunciar —entre otros motivos— por la exposición de su misoginia. Pero difícilmente la crisis pueda superarse en los próximos días o meses. Las protestas son un emergente de un descontento muy profundo, que va mucho más allá de Rosselló.

Fotos: Cortesía

Deja tu comentario desde Facebook