Federica Mogherini, alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, le exigió a Irán liberar el petrolero británico Stena Impero, retenido en el estrecho de Ormuz, a la vez que pidió «contención», para evitar que aumente aún más la tensión en la región.

«La captura de dos barcos por parte de las autoridades iraníes en el estrecho de Ormuz es causa de profunda preocupación», señaló en un comunicado una portavoz de Mogherini. La información fue reseñada en la agencia internacional de noticias EFE.

Según Mogherini, ambas naciones están «en una ya tensa situación» y este acontecimiento «trae el riesgo de que siga escalando y socava el trabajo en curso para encontrar una manera de resolver las actuales tensiones».

El Stena Impero, con bandera británica y perteneciente a la naviera Stena Bulk, perdió el contacto con su operador el viernes por la tarde, después de recibir el aviso de que varias embarcaciones sin identificar y un helicóptero se acercaban al buque.

Otro petrolero, el Mesdar, de bandera liberiana, consiguió ayer restablecer contacto con su operador británico y continuó su viaje por Ormuz, tras haber sido abordado por guardias armados iraníes.

«Urgimos a la liberación inmediata del barco que queda y de su tripulación, y que haya contención para evitar más tensiones», insistió Mogherini.

Teherán ha relacionado la detención del Stena Impero con la del petrolero iraní Grace I, retenido hace más de una semana en Gibraltar ante la sospecha de que transportaba crudo a Siria en violación de una sanciones impuestas por la UE.

Deja tu comentario desde Facebook