La coreografía fue muy impresionante, y el jurado en general le dio devoluciones positivas. Sin embargo, Mora Godoy no pudo irse del Bailando con un balance positivo: tuvo que discutir con la gente del BAR.

Fue Ángel de Brito quien abrió la polémica. Antes de dar su devolución, el periodista contó que los integrantes del BAR estuvieron riéndose de ella durante toda su coreografía. Finalmente, luego de que el resto del jurado diera su puntaje, Laura Fidalgo tuvo la chance de explicar su comportamiento.

La bailarina, que le subió un punto a la pareja, explicó que ella no se estaba riendo de Mora sino de Marcelo Tinelli, que les “hacía caras” mientras su colega se lucía en la pista recreando varios temas del famoso musical Flashdance. Además, los integrantes del BAR cuestionaron la aparición del tango en el medio de la coreografía y el rostro “rígido” de la bailarina. 

Con 23 puntos, Mora se fue de la pista con un puntaje bastante alto pero un gusto amargo en la boca: ¿Cuándo podrá reconciliarse con Fidalgo?

Deja tu comentario desde Facebook