El próximo 6 de septiembre, la empresa de entretenimiento Netflix, estrenará en sus plataformas una nueva serie titulada “El Espía” que retrata la vida e historia de uno de los agentes secretos más famosos de la historia de Israel, Eli Cohen.

La producción contará la increíble historia del hombre que logró llevar a cabo uno de los operativos encubiertos más exitosos del servicio de inteligencia israelí en Siria, considerado clave en la victoria en la Guerra de los Seis Días.

El personaje de Eli Cohen será interpretado por el británico Sacha Baron Cohen, conocido por su papel en películas como Borat y El Dictador.

La serie, que constará de seis capítulos de una hora, fue creada por Gideon Raff, conocido por ser el artífice del exitoso programa televisivo israelí en el que se basó la serie Homeland.

Además de Sacha Baron Cohen, protagonizarán la serie Noah Emmerich (The Americans), Hadar Ratzon Rotem (Homeland) y Waleed Zuaiter (Altered Carbon).

Eli Cohen es considerado un héroe en Israel y conocido como “nuestro hombre en Damasco“. El agente del Mossad se infiltró en la alta sociedad siria en la década de 1960 y se convirtió en una fuente clave de inteligencia para Israel, ya que las tensiones entre los dos países eran altas.

Eli Cohen había inmigrado a Israel en 1957 después de haber sido deportado de Egipto, donde nació. En 1959, fue reclutado en la Unidad 188 de las Fuerzas de Defensa de Israel, que se ocupó de reunir inteligencia y misiones especiales en países enemigos.

En 1961, fue enviado a la Argentina para establecer una historia de portada como un argentino de origen sirio llamado Kamel Amin Thaabet. A fines de ese año, fue enviado a Europa para reforzar su historia como representante de una compañía belga para Siria.

En enero de 1962, Cohen llegó a Siria por primera vez y se estableció en Damasco. Forjó lazos estrechos con muchos altos funcionarios sirios y obtuvo información detallada sobre el ejército sirio y sus actividades, tanto en el frente de las Alturas del Golán como en la toma de decisiones en el régimen sirio.

Las fuerzas de seguridad sirias tomaron por asalto el apartamento de Cohen en Damasco en enero de 1965 y lo detuvieron mientras transmitía a sus operadores en Israel.

Dos meses después, fue llevado a juicio. Su juicio duró menos de dos semanas, durante las cuales no recibió una defensa legal o el derecho a apelar.

Cohen fue condenado a muerte y ahorcado el 18 de mayo de 1965. Su cuerpo fue dejado colgando en una plaza de Damasco durante siete horas antes de ser llevado a un sitio de entierro desconocido. El cuerpo de Cohen nunca fue devuelto a Israel.

Deja tu comentario desde Facebook