El expresidente de Perú Pedro Pablo Kuczynski, de 80 años, pasó el miércoles su primera noche en el calabozo después de que el miércoles fuera detenido por el plazo de diez días en el marco de la investigación que le sigue la Fiscalía por un presunto delito de lavado de activos.

Kuczynski permanece arrestado en la prefectura policial de Lima donde a finales del año pasado también estuvo la líder opositora Keiko Fujimori, a la que el exmandatario ganó las elecciones de 2016, antes de que ingresara en prisión preventiva, también imputada por un presunto lavado de activos.

Deja tu comentario desde Facebook