Los municipios Baruta y El Hatillo siguen padeciendo por la desidia gubernamental. Una falla eléctrica en El Encantado afectó la estación de bombeo de Macaracuay, dejando sin agua al Alimentado Norte y Alimentador Sur.

«Esto implica que el inicio del bombeo se vea retrasado hasta tanto no puedan restablecer el servicio eléctrico e iniciar los protocolos de bombeo. Seguimos atentos a la situación e informaremos oportunamente», informó Jesús Fernández, director de Vialidad, Transporte y Enlace con Servicios Públicos de El Hatillo.

Según el concejal Fernando Melena, hay sectores de El Hatillo con más de 15 días sin el servicio, obligando a los vecinos a adquirir cisternas y pagar en dólares.

Deja tu comentario desde Facebook