Las autoridades ambientales de México clausuraron este sábado la planta del grupo minero México en la ciudad de Guaymas, noroccidental estado mexicano de Sonora, donde el 9 de julio pasado se derramaron 3.000 litros de ácido sulfúrico al mar de Cortés.

Miembros de la Procuraduría (Fiscalía) Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) colocaron los sellos de clausura en el área en la que se registró el derrame tóxico, por lo que la planta mantiene intactas el resto de sus actividades.

La Profepa decidió cerrar la zona del derrame tras de haber iniciado un proceso administrativo contra el Grupo México que dirige el empresario mexicano Germán Larrea Mota Velasco.

El Grupo México se posicionó en 2019 como la empresa minera más importante de México en producción, el tercer productor más grande en Estados Unidos y el cuarto productor de cobre en el mundo, de acuerdo con información corporativa en su portal de internet.

Una falla en una válvula del tanque que recibe las purgas provenientes de las líneas de embargue, ocasionó el derrame de 3.000 litros de ácido sulfúrico al mar de Cortés, también llamado Golfo de California, en el noroeste del país.

La empresa minera reconoció el vertido del ácido sulfúrico en el mar pero precisó que de inmediato se aplicaron las medidas de atención y la situación fue controlada rápidamente sin -aparentemente- riesgos para la vida marina.

En los días siguientes en las redes sociales se presentaron imágenes de tortugas muertas en zonas cercanas que motivaron interrogantes de los ambientalistas de si habían muerto a causa del derrame tóxico.

Esta semana, decenas de manifestantes exigieron a las autoridades cancelar las concesiones al Grupo México con una protesta frente a sus oficinas en la ciudad mexicana de Hermosillo, estado de Sonora.

Los manifestantes llevaron mantas en la que acusan a la minera de convertir al estado de Sonora, noroeste del país, en un basurero tóxico con frases como “Retiro de concesión inmediata a Grupo México por violentar derechos humanos” y “Grupo México, el Chernobyl de Sonora”.

El grupo México se encuentra bajo investigación por parte de las autoridades ambientales de este país en relación con al menos 22 accidentes ambientales ocurridos en la última década.

El más grave de todos ellos se registró el 6 de agosto de 2014 en la mina Buenavista del Cobre, en Cananea, que contaminó al río Sonora con 40.000 metros cúbicos de ácido sulfúrico y dejó sin agua a miles de habitantes de la región.

Deja tu comentario desde Facebook