Natalia Oreiro es otra de las famosas que se ve afectada por la crisis económica. La actriz y cantante se desprendió del 50 por ciento de las acciones de su empresa, la reconocida marca Las Oreiro, y se las vendió a su hermana Adriana, quien manejaba el emprendimiento textil junto a ella desde 2007.

Según informó Tartu al aire de Lanata sin filtro, la marca cerrará todos los locales que se encuentran dentro de los shoppings y dejará de dar soporte a las franquicias, en tanto mantendrá únicamente su casa central ubicada en la calle Honduras, en el barrio porteño de Palermo. “Quiso salvar la empresa tratando de exportar a Rusia e Israel pero no prosperó”, explicó el periodista.

Por eso, Natalia se abocará por completo a su carrera artística. Luego de la exitosa gira internacional que la llevó a recorrer Rusia y otros países de Europa Oriental, el próximo año protagonizará Grisel junto a Leo Sbaraglia, ficción que se transmitirá por Telefe.

Deja tu comentario desde Facebook