(Taipei, enviada especial). Asus presentó hace unos días su teléfono Zenfone 6 que se caracteriza por tener una cámara rotativa o “Flip Camera”, tal como la llaman. El objetivo es que el panel ocupe la mayor parte del frontal, sin afectar el diseño.

Para lograrlo no recurrieron al notch (la muesca) ni a la pantalla agujereada, sino a este sistema que hace que las únicas dos lentes traseras que tiene el celular, se levanten y se coloquen en el frente, sólo cuando se activa la opción selfie desde la app de la cámara. La cámara pop up del OnePlus 7 o la del Vivo V15 Pro apuntan a la misma idea, pero con un mecanismo apenas diferente.

En Computex, pudimos probar este nuevo celular donde se destaca su diseño, la batería y la calidad de la cámara. El display es LCD de 6,4 pulgadas con resolución Full HD+ (2.340 x 1.080 píxeles) y un ratio de 19,5:9 (ocupa 92% del frontal). Tiene protección Gorilla Glass 6.

La cámara integra dos sensores: el principal es Sony IMX586 de 48 megapíxeles con apertura f/1,79 y flash Dual LED Flash; en tanto que el secundario es un gran angular (125º) con resolución de 13 MP.

Por lo que se pudo probar las fotos salen nítidas y el gran angular es ideal para hacer tomas amplias o hacer selfies sin que nadie quede fuera de cuadro. La cámara ofrece zoom digital de cuatro aumentos y permite grabar videos en resolución 4K a 60 fotogramas por segundo.

Para rotar la cámara basta con activar el modo selfie desde la app de la cámara. Aunque también se puede activar esta opción desde otras apps como WhatsApp, Instagram o cualquier otra plataforma vinculada a la cámara.

Otro dato interesante es que incluye un mecanismo que hace que la cámara se cierre automáticamente cuando se cae al piso. El sensor de gravedad detecta cuando el móvil se cae desde una altura superior a un metro y se cierra por completo; en tanto que si la caída es menor a un metro, la cámara no se cierra del todo pero se ubica en un ángulo particular para evitar daños.

La cámara cuenta con una opción que permite hacer seguimiento de una persona con tan solo marcarla dentro del cuadro. Al activar esta herramienta, cuando se esté grabando el video, la cámara irá siguiendo a la persona en cuestión para que no salga de foco.

Otro punto para destacar es que la batería es de 5.000 mAh, lo cual suena bastante prometedor y es compatible con tecnología Quick Charge 4.0 (18W). El lector de de huellas está en la parte trasera, debajo de la cámara y se siente cómodo a la hora de usarlo. El móvil pesa 190 gramos, es delgado (159 x 75,44 x 8,4 mm) y cabe fácilmente en una mano,

Tiene doble micrófono y conector de audios jack de 3,5 mm. En cuanto a conectividad, es dual SIM (standby), tiene Bluetooth 5.0 y wifi ac. Cuenta con Android Pie con ZenUI 6. Esta personalización del software incluye modo oscuro; la función Smart Volume que ajusta automáticamente el volumen de lo que se está escuchando según el nivel de ruido que se perciba en el entorno y Smart Key, un botón dedicado para convocar al Asistente de Google.

El móvil cuenta con especificaciones de gama alta: integra procesador Snapdragon 855, GPU Adreno 640, hasta 8 GB de RAM y almacenamiento de hasta 256 GB que se puede expandir, por medio de tarjeta, hasta 2 TB.

El celular llegará al mercado en julio a un valor inicial de USD 577 para el modelo de 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento.

Deja tu comentario desde Facebook