Conmoción en el mundo del boxeo por el estado de salud del ruso Maxim Dadashev, quien fue sometido en un hospital en los suburbios de Washington a cirugía cerebral de emergencia a raíz de los brutales golpes que recibió en su combate contra el puertorriqueño Subriel Matias. El peleador de 28 años se encuentra en coma inducido y tiene en vilo a todo el pugilismo.

La pelea entre Dadashev y Matías fue detenida por el James “Buddy” McGirt, hombre en la esquina del púgil ruso, al terminar el undécimo asalto de su combate de este viernes por la noche en el MGM National Harbor de la localidad de Oxon Hill (Maryland, EEUU).

Cuando debía disputarse el último round, McGirt tiró la toalla porque notaba que Dadashev estaba notablemente afectado. Tal era su deterioro físico que no pudo caminar hasta el vestuario después de la pelea y fue hospitalizado de inmediato.

Según informó ESPN, los médicos lo operaron para aliviar la presión de la en su cerebro. “En este momento, está en estado crítico, pero el médico me dijo que estará estable. Sabemos que el sangrado y la hinchazón se han detenido. Rezamos por él”, dijo Donatas Janusevicius, uno de los entrenadores del boxeador nacido en San Petersburgo.

Dadashev tenía un récord invicto de 13-0 hasta este combate ante el boricua Subriel Matias, quien pegó duro en toda la pelea, como reflejaron las tarjetas de los jueces (109-100, 108-101 y 107-102 a favor del puertorriqueño).

La familia de Maxim Dadashev  llegará este mismo fin de semana a Maryland, procedente de Rusia, y les han informado que deberán quedarse en el hospital unos días para ver cómo evoluciona el joven en su recuperación, misma que se ha catalogado con pronóstico reservado.

(Con información de AFP)

Deja tu comentario desde Facebook