El video fue tomado por la periodistas Patricia Aguilar, quien hizo resurgir el caso el viernes pasado aprovechando un nueva visita de AMLO a la entidad (Video: Facebook)

Alexander Emanuel López Rodríguez recibió durante meses llamadas telefónicas en las que lo amenazaban de muerte a causa de una disputa por tierras en Nayarit, un estado localizado al oeste de México.

Las amenazas de muerte para apoderarse de los terrenos habían escalado a tal punto que, temiendo por su vida, el joven de 24 años fue en busca del presidente Andrés Manuel López Obrador acompañado por un grupo de vecinos.

Aprovecharon la gira de trabajo de López Obrador por el estado de Nayarit para interceptar la caravana presidencial y solicitar protección, el domingo 12 de mayo. “Ve con el gobernador, él te va a atender”, le respondió el mandatario.

El joven acudió al día siguiente a la oficina del gobernador, Antonio Echeverría, acompañado de su madre y su pareja. Se negaron a atenderlo en ese momento y en cambio le dieron una cita para 15 días después, contó Francis Vásquez, abuela de López Rodríguez, al periódico español El País.

Dos días después le contó a su abuela que lo habían vuelto a amenazar, esta vez con matarlo si se acercaba al gobernador, narró su abuela. El viernes 17, regresaba a Tepic, capital del estado, junto a su pareja y una sobrina de 12 años, cuando dos camionetas los interceptaron en la carretera, las personas que bajaron vestían uniformes parecidos al de la marina, según Vázquez.

Los bajaron del carro, los esposaron y los metieron en la cajuela de uno de los vehículos. La mujer y la niña fueron liberadas el domingo, pero la familia López no ha vuelto a saber nada de Alexander.

López Rodríguez intentaba esclarecer el caso de su padre, Ignacio López, quien defendía la propiedad de unas tierras cuando fue culpado de secuestro y recluido en el penal Venustiano Carranza, en Tepic, en septiembre de 2018. El joven alegaba que el crimen había sido fabricado por la Fiscalía estatal.

La madre y el tío de López Rodríguez fueron secuestrados en enero de este año. La mujer fue liberada después de que su esposo firmara, desde la cárcel, la venta de unos terrenos. El hombre no contó con la misma suerte, la familia tampoco ha sabido nada de él desde entonces.

La falta de regulación de las tierras ha provocado denuncias cruzadas entre grupos de vecinos, presidentes de los ejidos y la Procuraduría agraria por amenazas, extorsión, secuestro y asesinatos, al sur de la entidad donde se encuentra la Riviera Nayarit, una de las playas más atractivas del país, de acuerdo con Georgina Zerega, periodista de El País.

El resurgimiento del caso se dio gracias a una periodista local, Patricia Aguilar, quien aprovechó una nueva visita del presidente a Tepic para exponer el caso durante una conferencia matutina el viernes 12 de junio.

Ese mismo día el Fiscal de Nayarit, Petronilo Díaz Ponce Medrano, negó que el cuerpo de la Agencia de Investigación Criminal estuviera involucrada en la desaparición de López Rodríguez o que encubrieran a delincuentes.

También declaró que habían recibido una constancia de canalización de la Fiscalía General de la República, pero el documento no tenía la firma de conformidad de la denunciante, solo de la persona que la había atendido, por lo que la denuncia no procedió.

Deja tu comentario desde Facebook