El viceministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Ryabkov, en Caracas. REUTERS / Manaure Quintero

El viceministro de Exteriores ruso, Serguéi Riabkov, aseveró este sábado que “la legalidad” de Nicolás Maduro, “no puede ser discutida” e instó a solventar la crisis del país suramericano bajo la “óptica multipolar”.

Riabkov, que participa en representación de Rusia como país observador en la reunión ministerial del Movimiento de Países No Alineados (Mnoal) en Caracas, dijo que las sanciones que Estados Unidos ha impuesto a Venezuela son “un enorme problema” y “un intento de golpe de Estado”.

El vicecanciller ruso respaldó a Maduro, uno de los principales aliados de Moscú en la región.

Maduro y Ryabkov se dan la mano durante su reunión. Palacio Miraflores / Folleto a través de REUTERS

A su juicio, “la crisis en Venezuela es un punto clave en el desarrollo de las relaciones entre los Estados” y urgió a resolver la situación para “obtener un orden multipolar en el mundo”.

Riabkov consideró que el “gobierno legítimo” del líder chavista se ha enfrentado al “terror económico” impuesto por la Administración de Donald Trump.

“El daño de las sanciones internacionales ha superado los 110 millardos de dólares y esto no ha sido tomado en cuenta”, aseveró.

Con información de EFE

Deja tu comentario desde Facebook