31 ancianos murieron en un asilo en Canadá en medio del brote de coronavirus

asilo
Diario Las Américas

31 ancianos murieron desde el pasado 13 de marzo en un asilo abandonado ubicada en la provincia de Quebec, Canadá, en medio de la pandemia de coronavirus.

Los ancianos no recibían cuidados, el personal de servicio abandonó sus tareas y el dueño tiene un pasado delictivo. El primer ministro de Quebec, François Legault, calificó este suceso como un posible caso de negligencia grave.

La Policía abrió un expediente criminal después de que las autoridades regionales de salud descubrieran que en la Residencia Herron, ubicada en la isla de Montreal, fallecieran los ancianos desde el pasado 13 de marzo, algunos de los cuales, por covid-19.

Inspección al asilo

Cuando las autoridades inspeccionaron por primera vez la institución la encontraron desierta porque varios miembros del personal se rehusaron a ir a trabajar debido a las preocupaciones por la pandemia, reseñó RT.

Los funcionarios gubernamentales descubrieron que solo dos asistentes se encontraban en las instalaciones, mientras que muchos de los más de 130 residentes estaban deshidratados, sin alimentación y cubiertos de heces.

Además, hallaron a dos ancianos sin vida tendidos en sus camas.

El diario La Presse reveló que el presidente de Katasa Group, propietario de la Residencia Herron, Samir Chowiera, tuvo un oscuro pasado delictivo, y cumplió una pena de prisión por tráfico de drogas y fraude.

Deja un comentario