Según Bloomberg, presión de Estados Unidos a Maduro no está funcionando

bloomberg

Este viernes 16 octubre el medio de comunicación estadounidense Bloomberg advirtió en su más reciente Editorial que la campaña de presión que ha ejercido el gobierno de Estados Unidos en contra de Nicolás Maduro y su régimen no ha sido efectiva, por lo que sugirió una nueva estrategia para afrontar la situación.

Un año y medio después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump dijo que «todas las opciones están sobre la mesa», la suerte se ha revertido, luego de que el mandatario estadounidense se recupera del COVID-19 y no es el favorito para ganar los comicios presidenciales en su país previstos para el próximo 6 de noviembre.

De acuerdo con Bloomberg, la política estadounidense necesita un cambio de rumbo. Eso implica generar apoyo internacional para una transición democrática y persuadir a los miembros del régimen de Maduro de que no se interpongan en el camino.

Trump ha impuesto una serie de sanciones contra Maduro, miembros de su familia, decenas de altos funcionarios y la compañía petrolera estatal de Venezuela. En un esfuerzo por socavar la legitimidad de Maduro, Estados Unidos y otros 57 países reconocieron a Juan Guaidó como líder de la Asamblea Nacional.

Si bien esas políticas le han ganado el favor de Trump entre los votantes venezolanos-estadounidenses en Florida, no han logrado impulsar el apoyo de base a Guaidó, cuyo índice de aprobación se ha desplomado a menos del 30%, según se lee en la editorial de Bloomberg.

Se prevé que la economía se contraiga un 15% este año. Cerca del 80% de la población vive en extrema pobreza. Las Naciones Unidas estiman que debido a la desnutrición, el 13% de los niños venezolanos menores de cinco años experimentarán retraso en el crecimiento.

En ese sentido, el directorio de Bloomberg recomendó levantar su bloqueo a los envíos de combustible y que si se decide celebrar elecciones seguir abogando porque sean libres y justas, además de reiniciar las conversaciones que involucren a actores regionales y los principales patrocinadores de la Administración de Maduro: Rusia, China, Irán y Cuba, con el objetivo de convencer a funcionarios militares y de inteligencia de alto rango de respaldar una transición.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.