Carlo Acutis, el adolescente italiano que será beatificado y que su cuerpo luce intacto a 14 años de su muerte

Foto: ACI Prensa

El pasado 1° de octubre fue abierta la tumba de Carlo Acutis, un adolescente italiano que será beatificado el sábado 10 y cuyo cuerpo luce como si no hubiera sufrido la descomposición propia de los años; sin embargo, ¿puede afirmarse que se trata de un cuerpo incorrupto?, reseñó ACI Prensa.

Acutis, llamado el ciberapóstol de la Eucaristía, falleció a los 15 años de edad en 2006 debido a una leucemia. Con la apertura de su tumba a pocos días de su beatificación en Asís, Italia, se han difundido imágenes del cuerpo del adolescente, vestido con jean y una chaqueta, y con un rosario en las manos.

El estado en que se han conservado sus restos ha hecho que en las redes sociales muchas personas afirmen que se trata de un cuerpo incorrupto.

Sin embargo, en declaraciones recientes a ACI Prensa/EWTN, el rector del Santuario del Despojo, en Asís, Carlos Acácio Gonçalves Ferreira, explicó que el cuerpo de Acutis “se encuentra en un estado muy íntegro, no intacto, pero íntegro. Conserva todos los órganos”.

Indicó que “se han hecho trabajos sobre el rostro, y es bonito que por primera vez en la historia se podrá ver a un santo vestido con pantalones jeans, zapatos de deporte y franela. Eso es un gran mensaje. Podemos sentir su santidad no como una cosa lejana, sino como algo al alcance de todos porque el Señor es Señor de todos”, expresó.

En una nota difundida este 1° de octubre por la Diócesis de Assisi-Nocera Umbra-Gualdo Tadino, el obispo Domenico Sorrentino señaló que algunas noticias que circulan en los medios no responden a la verdad al decir que el cuerpo del próximo beato haya sido encontrado incorrupto.

“Al acto de la exhumación en el cementerio de Asís, ocurrida el 23 de enero de 2019 en vista al traslado al santuario, este fue encontrado en el normal estado de transformación propio de la condición post mortem. No siendo sin embargo muchos años desde la sepultura, el cuerpo, si bien transformado, pero con varias partes todavía en su conexión anatómica, fue tratado con aquellas técnicas de conservación y de integración normalmente practicadas para exponer con dignidad a la veneración de los fieles los cuerpos de los beatos y de los santos”, afirmó.

“Una operación que fue hecha con arte y amor. Particularmente lograda fue la reconstrucción del rostro con máscara en silicona. Con un específico tratamiento fue posible recuperar la reliquia preciosa del corazón que será usada en el día de la beatificación”, indicó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.