La tecnología de ARNm podría ayudar a combatir varios virus

ARNm
Imagen referencial

Tras los varios ensayos y éxitos clínicos, algunos expertos confían en que la tecnología de ARNm detrás de las primeras vacunas contra el coronavirus también se pueda administrar en vacunas contra la influenza estacional, VIH y otras enfermedades infecciosas.

La tecnología se basa en el ARN mensajero, una molécula que envía instrucciones al cuerpo para producir los componentes de un virus que desencadenarán una respuesta inmune.

Las dos vacunas contra la COVID-19, creadas por separado por Moderna y en colaboración entre Pfizer y BioNTech, dependen del ARNm. Ambas inyecciones se desarrollaron en pocos días y demostraron ser altamente protectoras en ensayos clínicos.

Con el ARNm, los científicos pueden pasar de «descubrir la secuencia del virus a tener algo en un vial en cuestión de semanas», explicó Anna Durbin, profesora de salud internacional en la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg en Maryland.

Algunos expertos ven las vacunas basadas en ARN mensajero como la clave para los programas de vacunación más rápidos y efectivos, ya que abordan múltiples virus con una sola inyección o brindan protección contra enfermedades difíciles.

Investigadores consideran que el método basado en el ARN mensajero podría cambiar el panorama de las vacunas en el futuro y los muchos obstáculos que enfrentarán a medida que se desarrollen. Tanto es así que varios laboratorios de todo el mundo trabajan en esfuerzos similares.

En enero, Moderna se comprometió a desarrollar nuevos programas para desarrollar vacunas de ARNm contra el virus Nipah, el VIH y la influenza. Pfizer también está trabajando con vacunas adicionales basadas en el ARNm, incluida una para la influenza estacional, según Phil Dormitzer, director científico de la compañía.

Con información de National Geographic.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.