Crean una batería de papel que no contamina y podría ayudar a diagnosticar enfermedades infecciosas

Foto: Fundación BBVA

Neus Sabaté, una investigadora en el Instituto de Microelectrónica de Barcelona, en España, creó una batería de papel que se usa, se tira y no contamina.

Su ingenio creativo llegó mientras se hacía el test de embarazo de su segundo hijo. Dándole vueltas al envoltorio, las instrucciones el fabricante recomendaba abrir la prueba y extraer la pila de botón contaminante para reciclarla. «Esto no lo hace nadie, vaya gasto de recursos y energía», pensó. 

Esto la llevó a desarrollar en su propia empresa, Fuelium, la batería de papel, lo que la hizo merecedora del Premio de Física, Innovación y Tecnología de la Real Sociedad Española de Física (RSEF) y la Fundación BBVA.

«Es una alternativa sostenible a las pilas de botón. Es barata, de un solo uso, con el mismo ciclo de vida que el producto del que es fuente de energía y no contamina», expresó en una entrevista para ABC.

Explicó que se trata de una tira de papel con dos electrodos de materiales no tóxicos que reaccionan con un fluido humano, ya sea orina, sangre o saliva.

«Lo hemos patentado. Y hemos cambiado el paradigma de las baterías como se habían entendido hasta ahora, cajitas cerradas que uno mete en un móvil para que le duren cinco años cargándose y descargándose cada día. Nosotros las hemos deconstruido», agregó. 

Afirmó que el producto no está pensado para que dure años, sino en algo sencillo, económico y los más sostenible posible usando el menor número de materiales tóxicos e incluso biodegradables.

«La pila de botón de un test de embarazo digital, por ejemplo, está diseñada para hacer hasta cien test. Pero después de un uso, ya la tiras, así que toda esa energía almacenada no se aprovecha. Es una gran pérdida. Por eso, la batería tiene que adaptarse al producto al que va a alimentar», sumó. 

Al ser consultada sobre para qué podría emplearse su batería, la investigadora señaló: «Al principio pensábamos en los test de embarazo, pero ahora tenemos un proyecto con la fundación Bill y Melinda Gates para desarrollar una tecnología aplicada a pruebas moleculares de un solo uso».

Añadió que el objetivo es aplicarlas a sistemas portátiles de diagnóstico para detectar mejor y más rápido enfermedades infecciosas como malaria, tuberculosis y sida en África. Pero es que también serviría para diagnosticar el covid.

«En vez de hacer la PCR en el hospital la batería podría calentar de manera fácil un test portátil que lleve el reactivo para la detección del covid. Es muy sencillo, rápido (menos de 30 minutos) y muy barato. Pero no vamos a llegar, la pandemia nos ha pillado muy pronto. Eso sí, se ha visto que también el primer mundo necesita algo así», dijo.

Además, señaló que actualmente trabajan en un glucómetro que usa la energía en una gota de sangre para medir el nivel de glucosa, lo que podría ser útil para diagnosticar la diabetes en países en vías de desarrollo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.