Colectivos del régimen, militares y guerrilleros se apropiaron del negocio de la gasolina en Venezuela

gasolina

La industria del negocio del contrabando de la gasolina y de cualquier cosa en la frontera se ha ido transformando en los últimos casi tres años. Es más rentable que el narcotráfico, pero arruina e impacta la economía, mientras destruye a la sociedad tachirense, en igual medida que la droga, según relató Sebastiana Barráez para Infobae.

Las semanas y días en las estaciones de servicio pueden transformarse en minutos si usted paga al 1.000 por ciento el precio de la gasolina, entrando en la red de corrupción impuesta en el estado Táchira, territorio fronterizo con Colombia.

En la red de corrupción en el manejo de la gasolina juega papel determinante los mal llamados “colectivos”, al servicio del Partido Socialista Unido de Venezuela como grupos de choque, pero también para cuadrillas de embellecimiento de la ciudad como propaganda electoral. “Esa es la manera en que los colectivos cobran, porque no pertenecen a nóminas de presupuesto”.

El ELN ha encontrado el más rentable de los negocios en el control de trochas y de estaciones de combustible. “Es uno de los importantes recursos que obtienen, porque aunque sea sobreprecio nadie los va a señalar por cometer un delito que casi está institucionalizado de manera permisiva”, dijo a Barráez un dirigente vecinal que perteneció a la red de dirigentes del chavismo.

«Me desprendí de eso; los militares, los guerrilleros, los colectivos, todos manejan una gasolinera y cobran precios exagerados por el combustible y uno ahí de cómplice», declaró el citado dirigente.

Hay grupos de WhatsApp donde se manejan los nombres, los intermediarios y las estaciones de gasolina, donde se negocia cupos y combustible. Hay incluso servicio delivery manejado por funcionarios policiales o sus esposas, que llevan a la casa el combustible e incluso gas doméstico.

La semana de flexibilización por el COVID-19 se pagan por 30 litros 75.000 pesos (poco más de 25 dólares), pero en la semana de confinamiento rígido, al no haber despacho en las estaciones de servicio con precio subsidiado, el cupo cuesta más de 100.000 pesos.

Lea más en Infobae

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.