Comerciantes venezolanos pidieron nuevo acuerdo para importar gasolina

comerciantes gasolina

Para que las empresas privadas en Venezuela puedan importar gasolina deben tener un acuerdo de participación con el régimen. Es por esto que el Consejo Nacional de Comercio y los Servicios (Consecomercio) llamó este jueves 17 de septiembre a un nuevo acuerdo nacional que facilite la tarea de importar gasolina.

En este sentido, los comerciantes pidieron tener acceso a los tanques de almacenamiento, los camiones cisterna y las estaciones de servicio que ahora están bajo el monopolio de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

«La industria (petrolera) tiene unas falencias a nivel técnico que solo pueden ser corregidas con inversión. Sería interesante que se invite a los privados a participar de esas inversiones, de las soluciones, si llegamos a tener un acuerdo», declaró Felipe Capozzolo, presidente de la institución, a través de una rueda de prensa transmitida por Zoom.

Consecomercio hizo un primer acercamiento con representantes de la Cámara Petrolera de Venezuela, para conocer todo lo que se necesita para empezar a importar gasolina como lo sugirió el gobernador del estado Zulia, Omar Prieto, esta misma semana.

El cálculo inicial de los comerciantes es que se necesita unos 100.000 barriles diarios de gasolina en Venezuela para cubrir la demanda actual, que supone una menor movilización de vehículos desde que empezó la cuarentena en marzo pasado.

De ese total, se proyecta que Pdvsa solo produce entre 30.000 y 35.000 barriles diarios, que deja una brecha de más de 60.000 barriles diarios en la demanda, que bien pudieran llegar al país a través de importaciones privadas.

«Si no hay combustible, llegara el momento en que dejaremos de operar», enfatizó Capozzolo.

La gasolina se necesita, en especial, para atender el primer tramo de la cadena de productos como las frutas o las verduras que necesitan salir de los campos de producción más alejados. Lo mismo ocurre en el tramo final de distribución de los productos hasta los distintos puntos de venta ubicados en pequeñas localidades en el interior del país.

Para grandes compañías privadas como Empresas Polar o Alimentos El Tunal, por ejemplo, importar su propia gasolina les puede servir para asegurar la distribución de sus productos sin tener que depender de los cargueros de Irán.

Las debilidades son que los comerciantes privados tienen poca experiencia en la negociación petrolera y no cuentan con los tanques de almacenamiento para guardar la gasolina que llegue al país por los puertos, tampoco con los camiones cisternas especiales para movilizar este combustible hasta las distintas estaciones de servicio donde pudiera ser vendida.

Comerciantes alertan sobre cierre de empresas y negocios

Capozzolo detalló, además, que la mayoría de los comerciantes experimentaron una reducción de 43% de sus ventas durante estos primeros seis meses de la pandemia del COVID-19 en Venezuela.

Esta encuesta realizada a los afiliados a Consecomercio también reportó que un pequeño nicho exprimentó un crecimiento de ventas entre 10% y 11%, gracias a las ventas digitales impulsadas desde Instagram o WhatsApp.

“Junto a la Cámara de Comercio Electrónico tenemos un plan para impulsar el Black Friday, pero todo depende de las posibilidades que tengamos para trabajar”, apuntó el presidente del gremio.

Los comerciantes revelaron que ellos confían en que las ventas pueden repuntar entre octubre y diciembre próximo, si les permiten operar en un esquema que vaya más allá del 7+7, que supone una semana abiertos y otra semana cerrados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.