¿Cómo será el juicio político a Trump?

Trump
Foto: AP
El expresidente de Estados Unidos Donald Trump se convertirá este martes en el primer mandatario del país en ser sometido a un segundo juicio político en el Senado y en el primero en pasar un proceso de este tipo tras haber abandonado la Presidencia.

Por el momento, poco se conoce sobre cómo transcurrirá el «impeachment«, como se denomina en inglés al juicio político, a falta de que este lunes los líderes demócrata, Chuck Schumer, y republicano, Mitch McConnell, de la Cámara Alta ultimen los detalles sobre el formato, reseñó Efe.

Trump, quien abandonó la Casa Blanca el pasado 20 de enero tras perder las elecciones de noviembre frente al demócrata Joe Biden, afronta el cargo de «incitar a la insurrección» por los sucesos en el Capitolio.

El pasado 6 de enero, un grupo de seguidores del republicano ingresó de manera violenta al Congreso. Durante el asalto, murieron cinco personas, una de ellas un policía.

Días más tarde, el 13 de enero, la Cámara Baja del país aprobaba un cargo contra Trump para iniciar el proceso en el Senado.

El juicio político comenzará mañana, martes, a las 13.00 horas local (18.00 hora GMT), ya que, según las reglas del Senado, cualquier ‘impeachment’ debe dar inicio a esa hora del día siguiente al momento en que la Cámara Baja envía a la Alta los cargos, aunque en esta ocasión se ha aplazado dos semanas a petición de los republicanos.

En la primera jornada, habrá hasta cuatro horas de debate sobre la constitucionalidad del proceso, que ponen en duda los conservadores al considerar que no se puede procesar políticamente a un presidente que ha abandonado ya la Casa Blanca.

Se espera que después del martes, el resto de las sesiones del juicio político arranquen al mediodía y podrían alargarse unas 16 horas diarias.

El miércoles está previsto que las partes comiencen a desgranar sus argumentos: Primero lo harán los «fiscales» del juicio político -que son nueve legisladores demócratas de la Cámara Baja- y luego los abogados de Trump.

Hasta el momento, se desconoce cuánto durará el juicio político, aunque se espera que vaya más rápido que el primer proceso a Trump, que se alargó veinte días.

En este caso incluso podría ser cuestión de días, más que de semanas, aunque depende de si los demócratas deciden convocar a testigos.

Si se le «declara culpable» no habría consecuencias inmediatas, porque ya no es presidente.

Sin embargo, un resultado en ese sentido abriría la puerta para que los senadores mantuvieran una segunda votación sobre si inhabilitarle en el futuro para ejercer cargos públicos, para lo que bastaría el respaldo de una mayoría simple.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.