Una argentina logró controlar el VIH sin medicación por 12 años

vih
Imagen referencial

El caso de una mujer argentina, de 56 años, abrió las puertas a nuevas investigaciones sobre el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Conocida como la «Paciente de Buenos Aires», se trata de un caso único a nivel mundial que ha sido estudiado en profundidad entre Argentina y Estados Unidos.

La fémina argentina fue diagnosticada en 1996 con VIH y logró mantener niveles del virus indetectables en la sangre luego de pasar los últimos 12 años sin tomar el tratamiento antirretroviral, según los reportes de Clarín.

A sus 56 años, la paciente continúa con su carga viral indetectable al igual que las personas que sí siguen el tratamiento.

Las infectólogas Isabel Cassetti y Analía Ureña siguieron el caso desde 1997 y pensaban que, al suspender el tratamiento, la carga viral enseguida subiría como ocurre en casi todos los casos, pero no ocurrió así. Incluso, perdió los anticuerpos y al realizarse las pruebas de VIH el resultado es negativo.

«El caso de esta paciente se inscribe dentro de lo que se denominan los controladores pos tratamiento, que son un grupo muy reducido de personas en el mundo (menos del 15% de las personas que viven con VIH) que por algún motivo dejaron el tratamiento y lograron controlar la replicación del virus y mantenerlo indetectable», explicó la doctora Isabel Cassetti a Télam.

Las conclusiones del National Institutes of Health de Estados Unidos fueron que la carga viral del VIH en la sangre permanecía indetectable, pero se encontraron fragmentos de virus en los ganglios linfáticos. En resumen, el virus se encontraba en los reservorios, donde se puede alojar y permanecer sin que las drogas puedan eliminarlo.

«Hablamos de remisión y no de cura porque la cura implicaría que no hay virus en la sangre ni en los reservorios, esa sería la verdadera cura. Por eso muchas estrategias que buscan la cura apuntan a tratamientos que permitas eliminar esas células que actúan como reservorios; por eso hoy se habla también de cura funcional, que sería que el virus esté indetectable», aseguró Cassetti.

Sobre el caso de esta paciente, Cassetti prefiere hablar de remisión y no de cura funcional porque «lleva 12 años en esta condición y no se sabe qué puede pasar en el futuro».

En el mundo solo hay dos antecedentes de cura, los conocidos «paciente de Londres» y «paciente de Berlín».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.