¿Cuánto cuesta hacer hallacas para navidad en Venezuela?

hallacas

El equipo de RCTV realizó un recorrido por los principales supermercados de la ciudad de Caracas para constatar los precios de los ingredientes de las famosas hallacas.

Utilizando una receta estándar para un total de 50 hallacas y 50 de los tradicionales bollos: el monto supera 50 veces el último salario mínimo aprobado por el régimen, que por cierto hasta la fecha aún no ha sido publicado en gaceta oficial.

Se necesita un total de 50,675 USD para que la familia venezolana pueda llegar a hacer la citada cantidad de hallacas y bollos para celebrar sus fiestas decembrinas. Esto sin contar el costo no material de conseguir una bombona de gas para poder cocinarlas.

Es preciso aclarar que el equipo de RCTV utilizó como referencia para las hallacas los precios más bajos y las ofertas que pudo hallar en los supermercados de la ciudad de Caracas. Sin embargo, el monto no bajó de los 55 millones de bolívares, de acuerdo con la tasa del Banco Central de Venezuela del día en el que fue escrita esta información.

Los ingredientes principales de las hallacas: harina precocida de maíz, carne de res y de cerdo, hojas, pollo, pimentón, cebolla, onoto, aceitunas, pasas y alcaparras suman un total de 42 USD, el equivalente a un poco más de 46 millones de bolívares, un monto que se vuelve imposible de asumir para aquellas familias cuyos integrantes sobreviven con un sueldo mínimo establecido en 400.000 bolívares de forma oficial (0,40 USD) y 1.200.000 de manera extraoficial para funcionarios públicos (poco más de 1 USD) mensuales.

Escasez de gas doméstico dificulta el proceso para hacer las hallacas

En Venezuela el 2020 ha golpeado fuertemente, no solamente por la pandemia del COVID-19, sino que la crisis en el sector petrolero ha ido en aumento. Las refinerías venezolanas están en estados catastróficos y sin esperanzas de resurgimiento.

En este sentido, hay un costo no material importante en el proceso de elaboración las hallacas por excelencia en el país: la escasez de gas.

De acuerdo con la última encuesta del Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP), en Venezuela el 93,2% de los hogares dependen de la distribución de gas doméstico para poder cocinar sus alimentos, siendo la ciudad de Barcelona el mayor punto de concentración de ciudadanos cuya alimentación depende del gas (96,7%).

En ese orden de ideas, la situación se agudiza cuando son el 81,7% de ciudadanos los que dependen del cilindro de gas doméstico, conocido popularmente como bombona, cuyo suministro en este año ha tenido severas dificultades

Sin embargo, únicamente 0,4% de la población recibe bombonas entre 4 y 6 veces por semana y 1,1% lo hace entre 2 y 3 veces por semana. Mientras que 14,9% recibe el cilindro de gas una vez cada 3 meses y 10,9% manifestó recibir gas doméstico “casi nunca”.

En consecuencia, la alternativa de los venezolanos se reduce a recurrir a la tala indiscriminada de árboles para conseguir leña o buscar las bombonas en el mercado negro, donde –dependiendo de la zona- el precio oscila entre 3 y 5 USD c/u.

El agua también representa un problema

Por si fuera poco, la escasez de agua potable también representa un problema a la hora de preparar las hallacas para disfrutar de la navidad en Venezuela.

De acuerdo con la citada encuesta, el 13,6% de los venezolanos recibe “siempre” el suministro de agua potable, mientras que el 11% no recibe nunca el servicio.

No obstante, más del 50% de los venezolanos cuenta con algo de agua potable almacenada en sus hogares para poder hacer frente a la difícil situación, aunque las reservas de la mayoría se agotan, antes de que “venga el agua”.

“En Guatire pasamos hasta 10 días sin agua de la calle y cuando llega, viene sucia y dura cuando mucho 24 horas. Hay quienes en su momento tuvimos la disponibilidad de adquirir un tanque para resistir la escasez, pero no es el caso de la mayoría”, declaró un vecino del sector Castillejo.

Por otro lado, en el municipio El Hatillo hay sectores donde los propietarios deben ponerse de acuerdo para la adquisición de cisternas de agua porque el suministro es existente.

En definitiva, los venezolanos vivirán unas navidades bastante difíciles, pues cada año es más complicado poder llenar la mesa siguiendo las tradiciones, a causa de la inflación disparada y los altos costos de los elementos que integran la mesa de navidad.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.