El venezolano Álvaro Espinoza alcanza un nuevo reto profesional en Corea del Sur

Álvaro Espinoza

El expelotero Álvaro Espinoza fue uno de los referentes que dominó buena parte de la década de los 90 en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), y ahora domina otro continente.

El criollo, nacido en el estado Carabobo, formó parte de las filas de los Tigres de Aragua. Sin embargo, entre 1992-1993 se le presentó la oportunidad jugar en una etapa gloriosa con los Navegantes del Magallanes.

Álvaro Espinoza contó a El Observador que esa oportunidad fue una de las más gratificantes de su carrera profesional, ya que es fanático del equipo.

«Con mucho orgullo lucí esa camiseta frente a mis familiares, frente a mis amigos, frente al público», indicó el exbeisbolista.

Pero también tuvo la oportunidad de jugar con varios equipos de la Liga Mayor de Béisbol.​​​ Mellizos de Minnesota, Yankees de Nueva York, Indios de Cleveland, Mets de Nueva York y Marineros de Seattle formaron parte de su carrera deportiva.

Aunque su talento lo llevó formar parte de grandes organizaciones, el venezolano se retiró como jugador y ahora trabaja como instructor.

Oportunidad única

Este año le llegó una oportunidad única en Corea del Sur, la cual considera como uno de los desafíos más importantes de su carrera.

Fue así como el destino llevó a Álvaro Espinoza a trabajar como asistente de la gerencia general para Kiwoom Heroes en la Organización Coreana de Béisbol (KBO).

Para el antiguo grandeliga, ocupar un cargo es una experiencia nueva, pero sin duda un reto que asume con el mayor compromiso del mundo para dejar en lo más alto a su país natal.

El ex bateador derecho es el encargado de la defensiva del conjunto grande y de las ligas menores. También evalúa el comportamiento de los miembros de la escuadra y trata de inculcarle nuevas herramientas a los jugadores para que desarrollen su propio estilo en el terreno.

Álvaro Espinoza espera que el béisbol asiático sea la última de sus paradas en el mundo de la pelota rentada internacional, ya que desea dedicarle más tiempo a su familia y ver crecer a sus nietos.

Su nombre, además de estar inscrito en las páginas del béisbol venezolano y mundial, también se encuentra en temas musicales.

«Castígala, como la castiga Baerga, Vízquel, Álvaro, con una tabla. Tírense, que está llanito», dice parte del tema «Castígala» de Guaco, donde figura el nombre campocorto criollo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.