Anthony Edwards elegido por Minnesota Timberwolves con el primer pick

Anthony Edwards, uno de los grandes talentos del Draft 2020 de la NBA, fue elegido por Minnesota Timberwolves con la primera selección.

El escolta nacido en agosto del 2001 llega a los Wolves para sumarse a D’Angelo Russell y Karl-Anthony Towns en un equipo con mucho talento joven que el GM Gersson Rosas intentará terminar de transformar en un contendiente por un puesto de Playoffs. Por su estilo de juego encaja totalmente al lado de un jugador con mayor control de balón como lo es Russell, que ahora tendrá a un perimetral atlético como Edwards a su lado.

Edwards, quien antes de tomar la naranja creció jugando al fútbol americano como mariscal de campo, corredor y esquinero, se sumó a la Universidad de Georgia para la pasada temporada, siendo considerado el cuarto mejor proyecto de su clase por ESPN y el tercero mejor por el sitio Rivals.com.

Con los Bulldogs, rápidamente quedó en claro que se trataba de un jugador diferencial y que con el correr de la temporada NCAA fue consolidando su nombre de cara a las proyecciones del Draft. ¿Sus números en la 2019-2020? 19,1 puntos, 5,2 rebotes y 2,8 asistencias en 33 minutos por encuentro.

El potencial de súperestrella de Edwards no está en discusión. Se trata de un escolta tremendamente potente y explosivo, que además le agrega una excelente capacidad creativa con el balón en las manos, además de un tiro que puede sacar desde siete u ocho metros sin problemas.

Edwards es un gran encestador de tiros complicados, que solo un puñado de jugadores en el mundo pueden anotar. Si armamos un compilado de sus mejores jugadas, probablemente nadie dudaría de que se trata de un crack con un futuro gigantesco. El problema pasa por su irregularidad: su toma de decisiones y selección de tiro es floja, no genera demasiado para sus compañeros y da muchas ventajas en defensa, a pesar de sus herramientas inmejorables.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.